A+ A A-

LOS MEDIOS NO ENTIENDEN NI MEDIO

Prosiguen entre nosotros las profundas impresiones que dejaron los festejos. A continuación se publican primero  las sorpresas de los propios medios, después las tapas al día siguiente y, al final, la increíble contradicción de Alfredo Leuco en Perfil como su aclaración posterior. 

Varios matutinos definieron que la masividad de los festejos por el Bicentenario fue una “sorpresa” o que la concurrencia fue “inesperada”.

Martín Rodríguez Yebra se refirió ayer en La Nación a la clase política y afirmó que “el fervor los tomó desprevenidos”. En el mismo diario, Martín Dinatale aseguró que “ni las autoridades del Gobierno ni la dirigencia de la ciudad de Buenos Aires (…)

jamás pensaron que la masiva concurrencia de gente superaría con creces las multitudes que se vieron aquel 17 de octubre de 1945 peronista o los actos por el regreso de la democracia en 1983”.  

Página se preguntó “¿Qué llevó a la gente a lanzarse a la calle en una magnitud nunca vista?”. Ámbito habló del “inesperado fervor” popular.

Clarín no lo expresó en sus notas, pero ayer sacó un aviso para promocionar un suplemento “El Bicentenario de la gente” que acompañará en forma gratuita a la edición dominical. En el texto del aviso, el diario promocionó “un relato del fenómeno” que –admitió- “aún nos sigue sorprendiendo”.

Fue el único diario que eligió la primera persona del plural para hablar de la “sorpresa”. Y se pudo advertir también en su edición. De titular con las “polémicas” el sábado, cedió el resto de sus portadas a los festejos tanto en la 9 de Julio como en el Teatro Colón. Y pasó de editar la información con un cintillo habitual con la leyenda “El Bicentenario” a editar el martes (hasta ayer) uno más amplio, celeste y con una escarapela que rezó “La Patria cumple 200 años”.

Efectivamente, la masividad también sorprendió al periodismo.

Título: Bicentenario: lo masivo sorprendió al periodismo/

* Las tapas del día después

Por quinta jornada consecutiva, casi todos los matutinos porteños alteran el diseño habitual de sus primeras planas para amplificar la celebración por el Bicentenario de la Revolución de Mayo.

En esta fresca y soleada mañana, los diarios coinciden en poner énfasis en la muchedumbre -hablan de “más de dos millones de personas”- reunida ayer en el centro porteño, donde se realizaron los eventos de clausura del festejo, con la presencia de los principales presidentes sudamericanos.

Clarín destina casi la totalidad de la tapa al Bicentenario, y expone un “Festejo histórico, más allá de las diferencias”. Debajo de una imagen de una avenida 9 de Julio repleta, anuncia que “dos millones de personas participaron durante todo el día en el final de las celebraciones”, y opina que “Culminaron así cinco jornadas con una concurrencia inédita y un fuerte sentimiento compartido”.

En recuadro, agrega que “Cristina destacó el ‘patriotismo y alegría’ de las celebraciones”. Al igual que Página/12, La Nación construye una portada dedicada exclusivamente al festejo patrio.

“El país se volcó a las calles y coronó un festejo histórico”, titula La Nación, y comenta que, en la “Capital, más de dos millones de personas asistieron a la celebración del Bicentenario”. Además, alerta que la presidenta Cristina Fernández de Kirchner “llamó a la unidad, aunque excluyó de los festejos a casi toda la oposición”. Joaquín Morales Solá le atribuye a la Presidenta una “obsesión por dividir y fracturar”.

Bajo el rótulo “Canción con todos”, Página/12 consigna que “Millones de personas protagonizaron en las calles la culminación de los festejos por el Bicentenario”, y plantea que Cristina Fernández “convocó a construir una nación para todos con más libertad, más igualad, más distribución de la riqueza’, al inaugurar el Salón de los Patriotas Latinoamericanos”.

Ambito utiliza la mitad superior de la portada para anunciar que el “Bicentenario logró la movilización más grande en la historia del país”, ya que hubo “Casi siete millones de personas durante cinco días; más de dos millones ayer sólo en la Capital Federal”. Según Ámbito, se “trató de una fiesta magistral que pareció ignorar, además, las pujas políticas”.

El Cronista sale a las calles con un diseño de primera plana retro, como era su tapa hace cien años, y publica en la plana 3 su portada habitual. Prioriza, en la primera, que “Los argentinos inundaron Buenos Aires y se adueñaron de la celebración del Bicentenario”, y subraya, en la segunda, que “El Bicentenario cerró con fiesta y discursos conciliadores pero con actos separados”.

Coinciden Ámbito, El Cronista y Clarín en presentar como segunda noticia del día el nuevo derrumbe en los mercados financieros. Ámbito señala que “Mercado reabre hoy con presión sobre los bonos”, El Cronista sostiene que “Éramos pocos y apareció el ‘efecto Corea’: por el conflicto cayeron más Europa y Asia”, y Clarín expone “Otro martes negro para las Bolsas”. Ambos exhiben a Cristina Fernández rodeada de otros mandatarios. Popular y Crónica celebran la “inolvidable fiesta” . Diario Popular y Crónica coinciden en destinar más de dos tercios de sus respectivas portadas a la celebración por el Bicentenario de la Revolución de Mayo.

Popular presenta una “Inolvidable fiesta popular”, y exhibe la avenida 9 de Julio colmada por una multitud, y también a la presidenta Cristina Fernández acompañada por otros mandatarios latinoamericanos. Al igual que la mayoría de sus colegas gráficos, habla de “más de dos millones de personas”.

Crónica muestra esas mismas dos postales, a ciudadanos colmando el centro porteño y a la Presidenta rodeada de colegas, e imprime el título “Para la historia”. Según Crónica, “Seis millones de personas celebraron el Bicentenario”.

El Cronista publica hoy una portada a la vez novedosa y antigua. Aprovechando sus 101 años de vida, el diario reedita el formato de diseño de tapa de 1910, y anuncia, en su recortado título central, que “Los argentinos inundaron Buenos Aires y se adueñaron de la celebración del Bicentenario.

* El lapsus de Alfredo Leuco 

El sábado 22 de mayo, en la previa a los festejos por el Bicentenario, Alfredo Leuco escribió en Perfil: “El Bicentenario, en lugar de convertirse en un símbolo de unidad y cohesión nacional, va a expresar como nunca desde 1983 la fractura expuesta de una sociedad envenenada por el odio”.

El sábado pasado, sin admitir su fallido pronóstico, el columnista expresó: “La movilización más grande de la historia argentina, que tomó por asalto las calles con patriotismo festivo y apartidario, fue el medio y el mensaje”. Y agregó que fue una “creación colectiva” que “ya tiene un valor de tierra fértil que entusiasma a los sembradores de esperanzas superadoras de tantos años de enfrentamientos y fracturas sociales”.

Título: Leuco, del “odio” a lo “festivo” sin escalas.

* Leuco se refirió a una observación de DsD

El martes pasado, DsD publicó un breve recuadro referido a dos notas publicadas por Alfredo Leuco en Perfil sobre el Bicentenario. Llevó como título “Leuco, del ‘odio’ a lo ‘festivo’ sin escalas”. Leuco respondió el viernes desde Radio Continental y el sábado desde Perfil. Consignó lo publicado por “el respetable website Diario sobre Diarios” y consideró que, “con el riesgo que implica reducir a 761 caracteres los 12 mil con los que argumenté mi pensamiento, elijo participar de este debate apasionante, porque tal vez nos ayude a mejorar nuestros diagnósticos (empezando por el mío) y encontrar los mejores remedios para las enfermedades que aún tiene esta democracia”.

Fuente: diariosobrediarios, 26 y 28/5/10 y 1 y 7/6/10.