A+ A A-

CORTAR LAS CADENAS QUE ATAN AL MERCADO

Amar no cuesta plata pero la plata puede costar amar. Mejor lo consigna la Biblia: “Practiquen el dar y se les dará”, dijo Jesús (Lucas 6: 38). Meras referencias a modo de presentación del mensaje navideño de la Agencia Informativa Cono Sur, del que se hace eco Congreso Abierto. En síntesis, romper las cadenas del mercado y sus mercaderes.

Por Federico y Mirta

En estos días se celebra el nacimiento de Jesús.

Para algunos –más de mil millones- el Hijo de Dios hecho hombre.

Para otros un trascendental filósofo o un gran luchador social. Muchos ven en Él a un liberador o al gran defensor de los pobres y débiles.

En fin, entre los más de cinco mil millones de mujeres y hombres –de todas las edades- que poblamos el mundo cada uno tiene una visión personal o comunitaria de Él.

Otros muchos de esos más de cinco mil millones de mujeres y hombres simplemente ignoran que existió. Esa es la realidad. Lo importante de esa realidad es que solo unos pocos, muy pocos –pero muy ricos- son los que lo ven como un “producto comercial”.

Pero esos pocos han logrado transformar el recuerdo de su nacimiento, de una celebración en la que conmemoramos su nacimiento a un periodo de lucro en el que unos se ocupan de acumular beneficios, mientras nosotros olvidamos conscientemente el motivo de esta fecha.

Esperamos que la buena noticia liberadora que nos trajo Jesús nos ayude a liberarnos de la esclavitud del mercado a la que tan solícitamente nos entregamos.

Como lo entiendas, Hijo de Dios, dirigente social, luchador social, filósofo o lo que sea, deseamos que recordemos en esta fecha su nacimiento y lo celebremos por lo que a cada uno nos entrego, sin necesidad de ir de compras.

Un abrazo y Feliz Navidad.

También esperamos que tengan un fantástico año 2011.