A+ A A-

PATRIMONIO CULTURAL

PATRIMONIO CULTURAL

  • Categoría de nivel principal o raíz: CONGRESO, POR DENTRO
  • Categoría: PATRIMONIO CULTURAL
  • Visto: 122

MANTENER EL EDIFICIO, POLÍTICA DE TODOS

Una resolución consensuada de 2012 del entonces presidente de la Cámara de Diputados, Julián Dominguez,  creó un plan para la preservación del edificio del Palacio Legislativo, tarea que incluyó la edición de dos libros en su histórica Imprenta. Se llama PRIE y sigue en marcha.

 Por HCD

El Plan Rector de Intervenciones Edilicias (PRIE) es un plan que propone el desarrollo de una estrategia integral para la recuperación y la preservación del patrimonio cultural del Palacio del Congreso Nacional, la mejora y la refuncionalización de sus dependencias anexas y la adecuación funcional y tecnológica de todo el conjunto.

Es una hazaña de preservación patrimonial, que contempla no sólo sus aspectos edilicios, sino también aquellos vinculados con su patrimonio mueble y con los elementos que configuran su historia, reconociendo que son los valores inmateriales los que posibilitan generar los vínculos identitarios y simbólicos de la sociedad con su patrimonio histórico cultural.

El complemento de los componentes materiales e inmateriales fue explicitado en el documento Nuestra Diversidad Creativa elaborado por la UNESCO: “Es importante tener en cuenta que lo tangible sólo se puede interpretar a través de lo intangible, es decir, de la intencionalidad de quienes lo crearon” (Pérez de Cuéllar, 1997: 4).

El abordaje propuesto en el PRIE es inédito en la historia de la recuperación integral de los edificios de gran magnitud en la Argentina, así como  lo plasma la Comisión Nacional de Monumentos, de Lugares y de Bienes Históricos, en el prólogo del libro Palacio del Congreso Nacional: Historia de su Arquitectura. (1)

“Así, aquello que pudo parecer un proyecto más, nacido al calor de un rutinario escepticismo y sometido a una acerba incredulidad que, casi como una marca cultural, se nos impone a fuerza de la propagación del desánimo, empezaba a convertirse en objeto de orgullo de todos. Me consta que no han sido pocas las ocasiones en que se ha escuchado a legisladores, complacidos por lo logrado, considerando propio lo plasmado por el PRIE. No se nos escapa, justamente, que la recuperación del edificio del Congreso adquiere mayores implicancias, toda vez que dicha intervención se ha verificado sobre un monumental edificio en el que, a diario, se vuelve concreta la democracia, a partir de la praxis de los representantes del Pueblo y de las Provincias, quienes deliberan en el ámbito espacial de un verdadero Palacio, que confronta, a través de sus funciones y de su carga simbólica, con su propia denominación imperial”

El libro anteriormente citado, conforma junto a Congreso de la Nación, 30 años construyendo DEMOCRACIA – PRIE, las dos ediciones realizadas por la Honorable Cámara de Diputados de la Nación que refieren al PRIE.

El PRIE fue creado en el año 2012 por resolución del entonces presidente de la Cámara de Diputados de la Nación, Julián Domínguez, y todos los bloques legislativos, para la recuperación y la puesta en valor del Congreso nacional y anexos.

Tras la firma de un convenio marco de colaboración, se ha contemplado la necesaria participación de otra institución del Estado Nacional: la Comisión Nacional de Monumentos y de Museos y Lugares Históricos (CNMMyLH) dependiente del Ministerio de Cultura de la Nación.

La Comisión de Estudios, Proyecto y Ejecución de Tareas de Restauración y Recuperación Edilicia del Palacio legislativo y anexos, conformada por dos representantes del Senado, dos de Diputados, dos por CNMMyLH, y uno por la Dirección Nacional de Arquitectura (DNA), dependiente del Ministerio del Interior, posibilita al PRIE la asistencia integral de profesionales y técnicos de las instituciones involucradas.

La gestión del actual presidente de la Cámara de Diputados, Emilio Monzó, ha redoblado entonces esfuerzos para profundizar las tareas de restauro, y al mismo tiempo, ponderar el estado de conservación y revalorización de los edificios de valor patrimonial.

(1) Aliata, Fernando Rodolfo y otros, Palacio del Congreso Nacional, Historia de su arquitectura -1° Ed, CABA, Editorial de la Imprenta del Congreso de la Nación, 2015.

Título: ¿Qué es el PRIE?

Fuente: http://prie.diputados.gob.ar/institucional/

  • Categoría de nivel principal o raíz: CONGRESO, POR DENTRO
  • Categoría: PATRIMONIO CULTURAL
  • Visto: 87

CUANDO LOS DIPUTADOS APROBARON EXPROPIAR

Esta nota es parte de la historia de la Confitería Del Molino, luego expropiada por ley pero sin que el PEN en tiempos de Cristina Kirchner -incluso con Coscia como secretario de Cultura (1)-, dispusiera de las partidas presupuestarias. Lo hizo Macri pero para el PEN, no para el Congreso. 

Por Armando Vidal

Diputados aprobó y remitió al Senado la expropiación de la histórica Confitería del Molino, parte estelar del tradicional edificio ubicado en la esquina de Rivadavia y Callao. El proyecto es del kirchnerista Jorge Coscia.

Quien en lugar de fundamentarlo de un modo convencional apeló a su condición de cineasta y presentó un video seguido por el plenario de los diputados desde las pantallas que ilustran las votaciones, con aplausos incluidos al final de parte de todas las bancadas.

La confitería está cerrada desde el 14 de enero de 1997, año en que el edificio fue declarado patrimonio nacional.

La ley autoriza al Poder Ejecutivo a adquirir el inmueble a un precio que no exceda lo dictaminado por el Tribunal de Tasaciones de la Nación. Y encomienda al jefe de Gabinete que disponga las partidas, incluso para las obras de restauración.

También crea una comisión nacional de desarrollo cultural dependiente del Poder Legislativo para promover la memoria, las artes, el pensamiento y la cultura en identificación con los valores democráticos y federales.

Actos culturales, artísticos, y exposiciones son parte de los cometidos previstos, que definirá la comisión, integrada por cuatro diputados, cuatro senadores y un miembro elegido por la Secretaria de Cultura de la Nación (1).

La comisión contará con un presupuesto integrado con recursos del presupuesto nacional y los ingresos por la explotación comercial de la confitería.

En los fundamentos se destaca que en 1821 el italiano Constantino Rossi abrió la Confitería del Centro en la esquina de las calles de las Torres y Somavilla. Y que en 1850, en Federación y Garantías (hoy Rivadavia y Rodríguez Peña), la Confitería del Centro tomó el nombre con que se hizo conocida.

Ese nombre estaba inspirado en el primer molino harinero de la ciudad. Su actual ubicación, que data de 1905, deviene de la construcción de la Plaza del Congreso.

El edificio es una obra del arquitecto Francisco Gianotti, inspirador de la marquesina, vitraux, torre con mirador y una réplica de un juego de aspas del molino.

Como recordó ayer Coscia, Alfredo Palacios, Marcelo T. De Alvear, Agustín P. Justo y Juan Domingo Perón fueron algunos de sus habituales presencias. También evocó que figuras como Pedro López Lagar, Pepe Arias, Enrique Santos Discépolo, Homero Manzi, Aníbal Troilo, Tita Merello y Olinda Bozán llevaron el tango entre sus mesas.

Pocas veces como ayer hubo clima de tanta alegría en Diputados. Lo demostró el resultado: 172 contra 0.

Fuente: Clarín, 30/11/06.

(1) Reemplazado en 2014 por Teresa Parodi. Drante su gestión, Coscia no impulsó ninguna iniciativa acorde con lo que hizo cuando era diputado. Esta nota estaba en el archivo de Congreso Abierto y ahora se abre a disposición de todo interesado. En agosto de 2017 estaba en obra que parecía paralizada.

  • Categoría de nivel principal o raíz: CONGRESO, POR DENTRO
  • Categoría: PATRIMONIO CULTURAL
  • Visto: 520

BOUDOU, MUSEO, CAPRICHOS DEL PODER

Las reformas que realizó a su despacho el titular del Senado, Amado Boudou, ajenas a la austeridad republicana y al parecer violatorias del estilo del histórico Palacio Legislativo, tendrían otro agravante: el cierre por represalia del Museo de la Cámara alta. Es lo que dice el autor de este artículo.

Por Gustavo Ybarra 

 Juan Laxagueborde, director de Cultura del Senado nombrado por el vicepresidente Amado Boudou, ordenó cerrar y desmantelar el Museo de la Cámara alta, en un intento de utilizar ese espacio para la realización de eventos y tertulias sociales.

Si bien en las últimas horas hubo un principio de marcha atrás en la medida, el salón de exposiciones permanece vacío, los objetos que formaban parte de la muestra están guardados en el segundo subsuelo del edificio anexo y no hay una fecha cierta de reapertura.

El Museo del Senado Domingo Faustino Sarmiento se encuentra en la ochava de Hipólito Yrigoyen y Solís, recibe un promedio de 50 visitas por día y en él se pueden ver piezas únicas que hacen a la historia del Poder Legislativo, como un facsímil de la Constitución de 1853, las versiones originales de las leyes del voto universal y femenino y una réplica de la primera Constitución reformada en 1994, entre otras piezas.

La decisión de cerrar el salón fue tomada y transmitida de forma verbal el martes último a la directora del Museo, Estela Inés Masjoán, por personal de la Dirección de Cultura.

Según esa directiva, el salón de exposiciones debía quedar liberado en un plazo perentorio de 48 horas.

La noticia corrió de manera rápida por despachos y pasillos del Senado y se tradujo en el interés de interiorizarse de los hechos transmitido a las autoridades del Museo por personal de todos los sectores y de los gremios de los empleados legislativos (APL), del personal superior (APES) y de los trabajadores del Estado (ATE).

La Nación intentó comunicarse el viernes último con Laxagueborde para obtener más detalles de su decisión, pero el funcionario no respondió a la requisitoria.

Sin embargo, fuentes parlamentarias confirmaron que minutos después de la llamada de este diario se apersonó en las oficinas del Museo Pablo Chiesa, empleado del despacho de la senadora ultraoficialista Liliana Fellner (Jujuy), pidiendo que nadie hablara con la prensa.

Además, Chiesa acercó una nota firmada por Laxagueborde que respaldaba lo que hasta ese momento sólo había sido una orden verbal.

El escrito, al que se "invitó" a suscribir a Masjoán para mostrar que la medida contó con el aval de la conducción del Museo, sostiene que el desalojo de la sala forma parte de una serie de reformas destinadas a mejorar el ambiente y a adecuar los propósitos de la institución.

Sin embargo, hasta el momento no existe un proyecto para la realización de esas supuestas mejoras. La nota tampoco explica por qué se decidió vaciar el Museo en un plazo perentorio de 48 horas si, como mínimo, cualquier plan de reforma necesitará de la convocatoria a un proceso licitatorio que demandará, por lo menos, unos tres meses antes de poder ponerse en marcha.

El Museo del Senado es una de las 145 instituciones de su tipo que existen en la ciudad de Buenos Aires y una de las más visitadas en la Noche de los Museos, que se celebra todos los años en noviembre.

Cualquier decisión que afecte su funcionamiento, como un cierre temporal, debe ser comunicada a la Dirección General de Museos, que depende del gobierno porteño.

Hasta el momento, no se ha dado parte a esa dependencia porteña sobre un eventual cierre del Museo.

Sin embargo, en los hechos, la institución permanece cerrada desde el jueves de la semana pasada, cuando su salón comenzó a quedar vacío.

* Represalias

Hasta el momento, de la exposición que mostraba el Museo sólo quedaron aquellos elementos que fueron imposibles de trasladar, por su volumen y peso, pero sobre los que se mantiene la orden de retirarlos.

Así, aún permanecen en el salón una histórica linotipo de la Imprenta del Congreso, que pesa 1,2 tonelada; parte del mobiliario del Salón Rosado, una mesa riñón y una parte de la alfombra Savonier regalada al Congreso por la infanta Cristina de España en ocasión del Centenario de la Patria, en 1910.

Si bien nunca quedó explicitado, en ámbitos gremiales adjudicaron la decisión de Laxagueborde a la necesidad de obtener un lugar donde realizar sus tertulias culturales y políticas.

Esas fuentes también coincidieron en relacionar la orden de desalojo con una represalia contra el Museo por haber reconocido a La Nación que las reformas del despacho de Boudou fueron hechas sin consultarlos.

Título y bajada: Boudou cerró el Museo del Senado / Su director de Cultura ordenó vaciar la muestra

Fuente: La Nación,  26/3/12

  • Categoría de nivel principal o raíz: CONGRESO, POR DENTRO
  • Categoría: PATRIMONIO CULTURAL
  • Visto: 358

EL MUSEO DEL SENADO SIGUE CERRADO

A Amado Boudou, vicepresidente de la Nación y por esto titular del Senado, sigue sin importarle mucho la suerte del Museo de la Cámara, al que cerró sin explicación hace veinte meses. 

Por Gustavo Ybarra 

El pasado 23 de marzo se cumplió un año desde que el vicepresidente Amado Boudou decidió cerrar el Museo del Senado para someterlo a "un proceso de reacondicionamiento" que, según se anunció en su momento, se realizaría en "un plazo previsto de tres meses" y que hasta el momento no ha superado la etapa de licitación de las obras.

"El museo se convirtió en un depósito de muebles y en este momento el personal sólo se dedica a investigaciones históricas y a tareas administrativas", explicó Estela Masjoán, directora del museo parlamentario Domingo Faustino Sarmiento, en diálogo con La Nación.

La decisión de cerrar el museo fue adoptada en los primeros días de marzo del año pasado por Juan Laxagueborde, a quien Boudou nombró subdirector de Cultura del Senado a poco de asumir la presidencia del cuerpo como flamante vicepresidente de Cristina Kirchner, en diciembre de 2011.

En diálogo con La Nación, Laxagueborde justificó la demora en la magnitud de la tarea que se debe realizar. "No pensábamos que la obra iba a llevar tanto tiempo, pero la verdad es que el museo no era un museo, era una porquería", afirmó.

Cuando un año atrás este diario informó sobre el cierre del museo y dio cuenta de las versiones que relacionaban la medida con la intención de convertir el salón de exposiciones en lugar de encuentro de jóvenes kirchneristas, el funcionario salió al cruce con un comunicado en el que se anunciaba el inicio de un "proceso de reacondicionamiento" que se desarrollaría en un "plazo previsto con una duración de tres meses".

Además, se prometió que "el museo se reabrirá con una exhibición permanente mejorada y una muestra temporaria referida al centenario de la ley Sáenz Peña y a los 65 años de la ley de voto femenino".

A un año de aquel comunicado, el recinto de exhibiciones ubicado en la esquina de Solís e Hipólito Yrigoyen permanece cerrado.

 "Ese lugar era un juntadero de muebles y nosotros queremos darle una modernización total", aseguró Laxagueborde, quien ante una consulta de La Nación aseguró que "está próximo a salir a la venta el pliego de licitación" para la adjudicación de las obras.

 "Una vez que esté vendido el pliego, la obra va a durar tres meses", prometió. "Se va a hacer un museo a la altura de una institución del Estado, un museo nuevo de historia argentina", agregó Laxagueborde.

No obstante, la demora en avanzar con las obras prometidas (cambio en los sistemas de iluminación y ventilación, entre otras) contrasta con la rapidez con la que el vicepresidente Amado Boudou ha utilizado el presupuesto del Senado para otro tipo de actividades, como la organización de las aperturas de las sesiones ordinarias que, el año pasado, demandaron un gasto de $ 300.000.

Desde que el Museo Parlamentario del Senado cerró sus puertas, la ochava en la que se encuentra su ingreso se ha convertido en refugio nocturno para indigentes y las piezas que se encontraban en exposición permanecen guardadas en uno de los subsuelos del edifico anexo del Senado.

La falta del museo ha hecho que las exposiciones de material legislativo histórico se trasladaran a la vitrina que el Parlamento posee en uno de los andenes de la estación Congreso de la línea A de subtes, un espacio que comparten ambas cámaras.

Volanta, título y bajada: Polémica/ Ya lleva cerrado más de un año el museo parlamentario del Senado Funcionarios de Boudou dijeron a La Nación que es inminente el llamado a licitación de las obras de remodelación  

Fuente: La Nación, 3/4/13.

  • Categoría de nivel principal o raíz: CONGRESO, POR DENTRO
  • Categoría: PATRIMONIO CULTURAL
  • Visto: 764

EL CUADRO DE ALICE NO SE PRESTA

En el Salón de los Pasos Perdidos de la Cámara de Diputados de la Nación se halla de espaldas a la entrada un cuadro de grandes dimensiones que recrea el momento en que el 20 de abril de 1853 un convencional propone votar por aclamación la Constitución de la República en ciernes. Por ahora, es más probable que lo arruinen las luces de la televisión empleadas con cada nota a un diputado que la Cámara vuelva a prestárselo a la provincia de Santa Fe -lugar de aquel acontecimiento- como ya lo hizo en una ocasión . Aquí se explica el por qué.

Por Armando Vidal

La Cámara de Diputados de la Nación debe aprobar en votación nominal si acepta que el impresionante óleo "Los constituyentes del 53", que encabeza el Salón de los Pasos Perdidos, sea trasladado a la Cámara de Diputados de Santa Fe con motivo de celebrarse el 1° de Mayo el sesquicentenario de la sanción en esa ciudad de la Constitución Nacional.

Desde entonces, con sus cinco reformas, incluyendo la de 1994, ese texto fundacional rige el orden jurídico de la Argentina.

La solicitud se originó en una iniciativa del senador justicialista de esa provincia, Oscar Lamberto, quien no pide el cuadro en calidad de préstamo sino la "autorización para su traslado". Tampoco habla de plazos para su reintegro.

"Por supuesto que lo devolveremos", asegura.

Ante una consulta de Clarín, el presidente de la Cámara, Eduardo Camaño, contestó: "Es el cuerpo el que decide, con el voto por sí o por no de cada uno".

En una y otra postura se halla el eje de una historia de desencuentros en torno de esa obra del pintor argentino Antonio Alice, de 3,60 de alto por 5,42 de ancho, ubicada sobre la puerta de ingreso del Salón.

Podría asegurarse que la mayoría de los legisladores desconoce de qué se trata, habituados a un paisaje en el que las muestras de arte sólo son tema de comentarios de los guías de la Cámara a las delegaciones escolares que desfilan como visitas.

Artista y obra son dos destinos cruzados.

En la década del treinta, el autor de "San Martín en Boulonge Sur Mer" invirtió varios años para estudiar biografía, estampa y vestuario de cada protagonista, hasta que, finalmente, y luego de varios bocetos que son otras tantas piezas artísticas, el lienzo sobre el enorme caballete pintado a la luz de las velas inmortalizó un momento muy especial de la convención.

Fue el 20 de abril de 1853, a las 11 y media de la noche, cuando el diputado constituyente por Santa Fe, Juan Francisco Seguí, propone votar por aclamación el texto inspirado en Las Bases, el libro que Juan Baustista Alberdi, tras la caída de Juan Manuel de Rosas, se había apurado a escribir en Valparaíso, Chile.

Así, el santafesino derrotó la moción del presidente de la convención, Facundo de Zavalía, diputado por Salta, quien quería postergar la decisión por el clima de agitación y beligerancia que en ese momento había terminado con la provincia de Buenos Aires fuera de la Confederación.

El ámbito físico que inspiró a Alice fue el Cabildo de Buenos Aires porque el de Santa Fe había sido demolido en 1906.

El trabajo le había sido encomendado por la Cámara de Diputados de Santa Fe, a instancias del periodista Juan José de Soiza Reily, muy conocido en su tiempo, quien varios años atrás había proyectado a Alice a la notoriedad en Caras y Caretas con artículo titulado: "Un lustrabotas que llega a ser un gran pintor".

Pero tras un cambio de gobierno, Santa Fe rehusó pagar el trabajo una vez finalizado, motivo por el cual lo hizo el gobierno de la Nación, a través de la ley 12757 de 1942. Por esa razón, el cuadro está en la Cámara de Diputados de la Nación y sigue vacío el lugar que lo espera en la Cámara de Diputados de Santa Fe.

Pleito mediante, ya que el cuadro fue llevado a Santa Fe durante la gestión justicialista de hace tres décadas y Diputados lo recuperó a través de un fallo durante la dictadura, en Santa Fe hay esperanzas de encontrarse con la obra perdida.

Entre los nuevos políticos surgidos en Santa Fe con la irrupción de Carlos Reutemann, en este asunto ocupa un lugar central Horacio Rosatti, constituyente en 1994 y autor de varios trabajos sobre la causa del cuadro.

Por ejemplo, en 1998, como intendente de Santa Fe, consiguió que los restos de Antonio Alice, porteño, descansaran para siempre en esa ciudad. Estupenda paradoja: su cuadro de simiente santafesina, en cambio, está en Buenos Aires.

Quizás no para siempre.

Título, bajada y copete: Puja entre dos Cámaras de Diputados/ Destino y paradojas de un cuadro que retrata la primera Constitución/ Los santafesinos reclaman reencontrarse con un óleo que pinta cómo se sancionó la primera Carta Magna. Los diputados nacionales deben aprobar si la obra abandona el Salón de los Pasos Perdidos.

Fuente: Clarín, 3/3/03

Más artículos...

  1. LIBROS SOBRE EL CONGRESO