A+ A A-

DISCURSO DE CAFIERO EN EL SENADO

Luego de sus experiencias como diputado nacional en 1985 y gobernador bonaerense en 1987, y en la que  estaba desarrollando como senador por la provincia, en 1993 Antonio Cafiero comenzaba a participar, primero con resistencias, en la elaboración de la reforma constitucional que se avecinaba. Aquí anticipa las ideas que llevaría a la convención de Santa Fe del año siguiente.

Por Armando Vidal

En la sesión del 20 de octubre de 1993, el esperado discurso del senador peronista Antonio Cafiero estuvo dedicado a una ferviente defensa de la doctrina peronista y de su vigencia a los largo de los últimos 48 años.

Cafiero dijo que la Argentina ha vivido tres momentos históricos.

El primero, el de la Constitución de l853, de la organización nacional "que privilegió ante todo la libertad". El segundo, el de la Constituciónde l949 que estuvo "animado por la justicia social, la soberanía política y la independencia económica". Y el tercero, el de la reforma en cuestión que, según él, "debe ser la constitución del progreso humano, debe ser la constitución de una cosmovisión que integre la Argentina al mundo".

Cafiero prácticamente no se dio por aludido sobre el brutal recorte a las reformas del proyecto original del oficialismo, que impuso el arreglo con Leopoldo Bravo pero insistió en la necesidad de darle jerarquía constitucional a algunos principios (como el de la defensa del medio ambiente) que estaban en el primer despacho y que la negativa de Leopoldo Bravo a suscribirlo obligó a su sustitución.

También se tomó su tiempo para defender la doctrina peronista, respondiendo a críticas del senador radical cordobés Jorge Cendoya que calificó de "anticuado" al justicialismo.

Dijo que el peronismo "levantó" la "dignidad del hombre frente a la explotación y postergación en la que se vivía en la década del '40". y para demostrar su trascendencia, aludió a la suerte corrida en sentido contrario por el "leninismo, el maoísmo, el franquismo y el gaullismo (todos los hombres que fundaron estos movimientos fueron contemporáneos de Perón) en contrapartida al peronismo que está fuerte y vigente", dijo Cafiero.

Recordó que en los cuarenta, era casi una ley el intervencionismo, o sea la participación del Estado en la economía, para posteriormente hacer un llamado de atención a quienes ahora suponen que el "mercado lo arregla todo", una señal de especial lectura para el propio gobierno.

Y para mostrar la vigencia del peronismo puso como ejemplo declaraciones de las Naciones Unidas que, según Cafiero, son casi una "copia" de algunos trabajos de Perón como la Comunidad Organizada.

Fuente: Texto para Clarín.