A+ A A-

2005, PELEA KIRCHNER/DUHALDE (2)

Cuando faltaban tres meses para las elecciones del 23 de octubre de 2005, se calentaba la pelea entre Kirchner y el duhaldismo. Aquí, el choque del Presidente con el presidente de la Cámara de Diputados, Eduardo Camaño. Y la dura reacción del gobernador de Santa Cruz, Sergio Acevedo. 

Por Mariano Obarrio

 Luego de una tregua de 24 horas, en la que había moderado su discurso, el presidente Néstor Kirchner retomó ayer el discurso duro contra su principal adversario, Eduardo Duhalde, pero lo hizo al golpear sobre el presidente de la Cámara de Diputados, el duhaldista Eduardo Camaño.

 "Ojo con los lobos que se ponen piel de cordero. Estén muy atentos", advirtió.

"El actual presidente de la Cámara de Diputados dijo en un diario prestigioso que «puede ser que el Presidente ahora tenga 129 manos para que lo ayudemos, pero seguramente después de octubre puede tener 80»", dijo Kirchner.

"Esos son los que hablan y dicen que van a apoyar al Presidente desde otro lado", agregó.

Nuevamente, el discurso del Presidente tuvo la mira puesta en las elecciones del 23 de octubre próximo.

En la localidad de Laferrère, en el partido de La Matanza, Kirchner anunció obras por 840 millones de pesos, pero usó el acto como tribuna electoral, ante unas 8000 personas que habían concurrido en unos 250 micros, estacionados en el descampado del Aeroclub Argentino de Laferrère.

La movilización del aparato la hizo en este caso el intendente de La Matanza, Alberto Balestrini.

La presencia de la candidata a senadora nacional por el Frente para la Victoria en la provincia de Buenos Aires, Cristina Kirchner, marcó la intención proselitista del acto, al igual que la de intendentes kirchneristas bonaerenses, como Julio Pereyra, de Florencio Varela; Sergio Villordo, de Quilmes, y Alejandro Granados, de Ezeiza.

El enojo visible del Presidente contrastó con el discurso del día anterior, en Campana, donde Kirchner se mostró sereno y no atacó a nadie.

 "Dicen que soy un duro un día y otro día cambio de discurso. No soy ni duro ni blando. Mi compromiso es con el pueblo", dijo Kirchner, enardecido.

Camaño había dicho el día anterior: "El Presidente dice que quiere diputados leales, pero los tiene. Lo grave es que ahora tiene 129, pero después tendrá 80 diputados leales".

Ante el ataque del Presidente, el titular de la Cámara baja emitió por la tarde un comunicado de prensa: "En ningún acto de mi vida, ni pública ni privada, me puse la piel de cordero -dice el dirigente duhaldista en el texto-. Siempre actué a favor de evitar errores. ¡Siempre de frente!" "Nunca callé lo que consideré justo -prosiguió Camaño-. No me gusta ser tratado como parte de una manada y también aprendí a no ser lobo: esto es, no morderle la mano al que me ayudó a cumplir con mis sueños.

"Ante las afirmaciones del Presidente en las que señaló que le va contar a la gente todo lo que le hacen, quiero aconsejarle que le cuente la verdad: que trabajamos para que usted sea Presidente; que le votamos todas las leyes que usted enviara a esta Cámara y que jamás lo dejamos solo. Porque así, señor Presidente, actuamos los peronistas", concluyó Camaño.

Con el acto de Laferrère, Kirchner y Balestrini lograron hacer una demostración de fuerza en el principal distrito bonaerense, donde votan más de un millón de habitantes.

El Presidente llegó con la primera dama y con los ministros del Interior, Aníbal Fernández; de Planificación, Julio De Vido, y de Defensa, José Pampuro, que es segundo candidato a senador por el kirchnerismo en la provincia.

En los palcos sobresalía la presencia del líder de la Federación de Tierra y Vivienda, el piquetero Luis D´Elía.

* "Angeles de Cristina"

El acto sirvió como bautismo de fuego del nuevo grupo, denominado "Angeles de Cristina", que, enfundado en remeras verde fluorescente bailaba, saltaba y cantaba consignas kirchneristas.

Luego de embestir contra la prensa (...), pidió a los periodistas: "Sigan mintiendo sobre mí; sigan diciendo cualquier cosa; que me sigan insultando".

Y causó sorpresa cuando dijo: "Soy cristiano y pondré la otra mejilla".

Cristina Kirchner, que no habló, lo miraba desde el estrado con gesto de admiración. Poco antes, la primera dama había alzado bebes, los había besado, y se había sacado fotos, siempre sonriente, junto a niños embanderados en el pabellón nacional.

Quien dio la nota fue el gobernador bonaerense, Felipe Solá.

En su discurso, atacó duramente al candidato a senador por el Paufe, Luis Abelardo Patti, que podría sumar su lista a la del duhaldismo en pocas semanas.

 "Le ganamos 4 a 1 en las últimas elecciones para gobernador. Ese que dice que es peronista, pero está complicado en el asesinato de peronistas, que no es lo mismo", dijo.

También sobresalió la originalidad de Balestrini, que calificó al Frente para la Victoria de "grupo de amigos" y dijo: "Si perdemos, lo hacemos con nuestro amigos; lo prefiero antes que ganar con los insensibles".

Siempre, el blanco era Duhalde. "Cuente con La Matanza, señor presidente, que vamos a ir a la Plaza de Mayo para defenderlo", señaló Balestrini.

Kirchner y su esposa le agradecieron con el pulgar hacia arriba.

* Duro ataque del gobernador Acevedo

 El gobernador de Santa Cruz, Sergio Acevedo, calificó ayer de "ignorante" al presidente de la Cámara de Diputados, Eduardo Camaño, que había señalado que aquella provincia "está incendiada", y consideró, en ese sentido, que el legislador "no puede presidir" la Cámara baja porque "dice cualquier cosa porque está en campaña".

"Camaño no puede hablar de los fondos de Santa Cruz cuando participó de una gestión que dejó al Banco Provincia en quiebra y que, teniendo 600 millones de dólares anuales del Fondo Nacional del Conurbano, terminó en cesación de pagos y pagando sueldos con papel pintado como eran los patacones de (Carlos) Ruckauf", dijo Acevedo.

Advirtió, además, que en su provincia "no se pagan sobresueldos" porque es "un Estado transparente" y que allí "hay conflictos de crecimiento, como en todos lados".

En declaraciones periodísticas, consignadas en un comunicado, Acevedo precisó que la provincia del presidente Néstor Kirchner "no tiene déficit habitacional, tiene los mejores sistemas hospitalarios y paga los mejores sueldos educativos".

También le advirtió a Camaño que en Santa Cruz "jamás ocurrieron hechos como los de Ramallo o el puente Pueyrredón en 2002", en alusión, respectivamente, a dos episodios registrados durante la gestión del duhaldismo: el caso de los rehenes que murieron por las balas policiales en la toma del Banco Nación y al asesinato de los piqueteros Maximiliano Kosteki y Darío Santillán, durante los incidentes del 26 de junio de 2002.

Volanta y título: Rumbo a octubre: se profundiza el enfrentamiento en el peronismo/ Fuerte pelea entre Kirchner y Camaño

 Twitter: @marianoobarrio

Fuente: La Nación, 30/7/05.