A+ A A-

AFECTO ENTRE FACUNDO Y ROSAS, PESE A TODO

Un estudioso de la historia aunque profesional en otro campo se interpone en un reciente cruce sobre Rosas de dos intelectuales K y los invita ir al Archivo y leer una carta de Facundo y también a respuesta.

Por Dr. Arturo Sapia

Más allá de dudas y porfías, no veo que a esta altura, sea quién fuese el animador de la contienda, en este caso Marcelo Gullo o Norberto Galasso, puedan alentar más y más la controversia acerca de la identidad política de Juan Manuel de Rosas (Ver en buscar: Don Arturo, Rosas, Varela y polémica). No es necesario alejarse de la Capital.

A unos pasos nomás está el Archivo General de la Nación, donde cualquiera puede escuchar las voces de los protagonistas del caso y de puño y letra, esto, para desazón de los que alimentan historias vanas y caprichosas conjeturas.

En el Archivo se podrán encontrar, sin demasiado esfuerzo, dos cartas angulares que dilucidan el supuesto misterio. La primera, del comandante Juan Facundo Quiroga, fechada en Tucumán, el 12 de enero de 1832, dirigida al gobernador de la provincia de Buenos Aires, brigadier Juan Manuel de Rosas.

En ella dice Quiroga lo siguiente: “…Usted sabe, porque se lo he dicho varías veces, que yo no soy federal, soy unitario por convencimiento; pero sí con la diferencia de que mi opinión es muy humilde y que yo respeto demasiado la de los pueblos constantemente pronunciada por el sistema de gobierno Federal; por cuya causa he combatido con constancia contra los que han querido hacer prevalecer por las bayonetas la opinión a que yo pertenezco…”.

La segunda, de Rosas a Facundo Quiroga, fechada en Buenos Aires, febrero 28 de 1832, dice así: “…Ahora me manifiesta usted que es Unitario por convencimiento. Se refiere a que ésta su opinión particular me la hizo saber por varias veces. Le protesto por nuestra sincera amistad que no hago memoria de tal aserto. Mas cuando veo el respeto que ha consagrado a la voluntad de los pueblos pronunciada por el sistema Federal me es usted mas apreciable…”.

En esta correspondencia ventilaban ambos. su pensamiento acerca de la necesidad y el modo de la Organización Nacional y el rol que debería desempeñar la futura Comisión Representativa, que deberían integrar todas las provincias con sus diputados, tendiente a establecer las bases de dicha organización.

Estas cartas también revelan que entre ambos había tanto afecto como desacuerdo acerca de la función que dicha comisión debía cumplir; si constituyente o deliberativa. Tema nada nuevo por aquellos días, ya que fue el primer motivo de ruptura en el seno de la Junta de Mayo entre Mariano Moreno y Cornelio Saavedra, es decir, qué papel debía tener, la llamada después, Junta Grande, a reunirse en diciembre de 1810, etc, etc, etc.

La correspondencia entre Facundo y Rosas se encuentra, reitero, en le Archivo General de la Nación.