A+ A A-

1966, MALVINAS, OPERACIÓN CÓNDOR

Fue en 1966, pleno gobierno del dictador Juan Carlos Onganía, cuando un grupo de argentinos peronistas, realizó una acción sorprendente llamada Operación Cóndor en reinvidincación de los derechos argentinos sobre las Malvinas. Esos jóvenes entre 18 y 32 años llegaron a las islas en un avión privado, estuvieron varios días y, a la vuelta, pagaron las consecuencias con la cárcel.  A los cuarenta años se les realizó un homenaje en la Cámara de Diputados de la Nación, a cargo del peronista bonaerense cuya disertación es transformada aquí en un artículo con su firma.

Por Jorge Landau

Quiero recordar un hecho que ocurrió hace cuarenta años, el 28 de septiembre de 1966, en el marco institucional de otro de los tantos gobiernos militares que tuvo que soportar la Argentina: el del general Onganía. Un grupo de militantes políticos justicialistas, desafiando esa dictadura militar, realizó un hoy olvidado reclamo de soberanía en las propias islas Malvinas. Se trataba de un episodio más por la afirmación de la soberanía nacional y popular que llevaba adelante la Juventud Peronista de entonces.

Era una lucha nacional porque reivindicaba la integridad total de nuestro territorio, y era popular porque esa lucha no se concebía sino como parte de la iniciada en 1955 contra la proscripción del peronismo y el destierro de Juan Domingo Perón. Meses después del golpe, una mujer y diecisiete hombres, todos héroes de entre 18 y 32 años, viajaron a las islas y otro grupo quedó de apoyo en nuestro país.

Estuvieron una semana en las islas hasta que retornaron al continente. Allí, y sabiendo que su suerte personal iba a ser peor que antes de salir, los militantes izaron siete pabellones de nuestra bandera azul y blanca, cantaron el Himno Nacional, y luego de cuarenta y ocho de resistir depusieron las armas y se pusieron bajo la autoridad del comandante argentino de la aeronave civil que los transportó. Luego de permanecer varios días en una iglesia católica bajo la protección del cura local, se retiraron en un buque de la Armada argentina: el Bahía Buen Suceso. Ya en tierra argentina fueron encarcelados, juzgados y condenados. Algunos de ellos -los presos Conintes- llegaron a estar hasta tres años presos por el hecho.

En ese septiembre de 1966, mientras la ciudadanía resistía silenciosamente el golpe militar y el movimiento obrero reivindicaba como propia la gesta de los militantes, la Juventud Peronista se movilizaba en distintas ciudades argentinas.

En tanto, la clase alta argentina jugaba al polo y agasajaba al príncipe Felipe de Edimburgo, que visitaba el país, y el canciller de la dictadura, Nicanor Costa Méndez, tranquilizaba al Foreign Office.

Entretanto, los militantes fueron llevados a Ushuaia por orden del dictador Onganía. Hoy, a cuarenta años de la epopeya, rendimos homenaje a aquellos jóvenes militantes del Operativo Cóndor que asumieron una misión sabiendo que podían no volver, tan distintos de aquellos militares que dieciséis años después planificaron la ocupación de Malvinas, usando nuestros valores para perpetuarse y evitar ser juzgados. Los militantes -nuestros héroes- nos han dejado su ejemplo, y los otros -esos militares-, la vergüenza.

Es por ello que en el día de hoy queremos rendir homenaje a estos héroes de la patria: a los fallecidos Dardo Manuel Cabo, Alejandro Giovenco, Juan Carlos Rodríguez, Aldo Ramírez, Edgardo Salcedo y Pedro Tursi; y a los que aún viven -algunos de los cuales nos acompañan en esta sesión-, María Cristina Verrier, Ricardo Alfredo Ahe, Fernando Aguirre -que es funcionario de esta casa-, Andrés Castillo, Luis Caprara, Víctor Chazarreta, Juan Carlos Bovo, Edelmiro Navarro, Ramón Sánchez, Pedro Bernardini, Fernando Lisardo y Norberto Karasiewicz.

Vaya a todos ellos nuestro homenaje. Realmente es un orgullo que hoy nos estén acompañando algunos de esos héroes. Hacemos llegar nuestras felicitaciones a todos ellos por haber acometido aquella gesta sin pensar en las consecuencias, sin buscar un cálculo, simplemente para defender la soberanía de nuestra patria. (Aplausos.) sra. presidenta vaca narvaja.- Con las palabras vertidas por el señor diputado queda rendido el homenaje a los integrantes de la Operación Cóndor.

Fuente: Cámara de Diputados de la Nación, versión taquigráfica, sesión del 4/10/06