A+ A A-

1989, POR QUÉ MENEM

Conmoción, aprietes, súbitas revueltas sociales, todo generó un clima de inestabilidad política premeditada que llevaría en 1989 a la entrega anticipada del gobierno por parte del presidente Raúl Alfonsín al peronista Carlos Menem, que ya tenía decidido llevar adelante el plan de reforma del Estado con la extraordinaria entrega de patrimonio y recursos naturales a manos privadas. Ese capítulo fue posible por lo que acontecería el día de los festejos de la Independencia del año anterior.

Por Armando Vidal

El 9 de julio de 1988, en las primeras internas presidenciales, con participación directa de los afiliados y votación secreta en todos los distritos, Carlos Menen, gobernador de La Rioja, vence a Antonio Cafiero, gobernador de Buenos Aires.

Acompañado por el bonaerense Eduardo Duhalde, diputado, Menen es gestor poco menos que de una hazaña debido a que todas las perspectivas y posibilidades le eran concedidas a Cafiero, la figura paradigmática de la renovación peronista, titular del partido y representante del principal distrito electoral del país. Lo acompañaba como aspirante a vice, el cordobés José Manuel de la Sota, diputado nacional.

Menen, que aparecía enrolado en la renovación, respondía con mayor fidelidad a clásicos exponentes del peronismo vernáculo como el catamarqueño Vicente L. Saadi, un ortodoxo, a quien alcanzó a dedicarle su triunfo porque poco después moriría.

Con Menen se realinearon los dirigentes que habían sido relegados por el proceso renovador del peronismo, que se inició a fines de 1984, en un agitado congreso del partido, realizado en el luego demolido Teatro Odeón.

Al año siguiente, Cafiero lograba sacar más votos al encabezar una lista por fuera de la estructura partidaria que el propio PJ bonaerense que por entonces conducía Herminio Iglesias.

Su segundo paso fue vencer en las elecciones a gobernador del 6 de septiembre de 1987 al candidato radical Juan Manuel Casella.

Cuando iba a dar el tercero para tener chances de alcanzar la presidencia de la Nación se le interpuso Menen, quien lo venció al obtener el 52 por ciento (854.975votos) contra el 47 por ciento (729.881) .

Con el caudillo de las pobladas patillas, habría otras sorpresas en camino.

Fuente: Historia visual de la Argentina, CD 4, colección de Clarín.