A+ A A-

LO QUE VALEN SON LAS LEYES QUE SÍ LO VALEN

Las estadísticas en la tarea parlamentaria suelen no decir demasiado porque las cuentas provienen de la política y en general son un regocijo para ser usadas contra el Congreso. Este no es el caso.

Por Matías Pellegrini

Según un relevamiento realizado por Directorio Legislativo, durante el primer semestre del presente año, el Congreso de la Nación sancionó veinte leyes en veintidós sesiones. Esto implica una menor cantidad de normas avaladas respecto al año pasado, cuando los legisladores nacionales aprobaron veintitrés leyes en once sesiones.

 

Sin embargo, las convertidas en ley recientemente, tales como la recuperación de YPF y el derecho a la identidad de género, revisten un mayor peso político, económico y social.

En 2011, atravesado por las elecciones nacionales, la Cámara de Diputados había realizado tan sólo cuatro sesiones durante el primer semestre, una cifra significativamente menor respecto del mismo período de este año: once. Pero en ese lapso los diputados habían dado sanción definitiva a dieciséis proyectos, es decir tres más que en el mismo lapso de 2012, pero en siete sesiones menos.

Ahora bien, estos datos resultan llamativos dado que se esperaba que una vez que el FPV recuperara la mayoría en la Cámara de Diputados, arremetiese con una avalancha de iniciativas refrendadas por la presidenta de la Nación, Cristina Fernández de Kirchner.

Los números no muestran eso.

Si bien el 2012 no viene siendo un año de intenso trabajo y profundo debate, si se realiza un análisis cualitativo puede verse que los diputados no han detenido la producción y se han sancionado proyectos de gran importancia de carácter económico y social: desde la expropiación del 51 por ciento de las acciones YPF S.A., pasando por la transferencia a la Ciudad de Buenos Aires de los servicios de transporte subterráneo y premetro y de 33 líneas de colectivos, hasta la derogación de la figura del avenimiento.

En lo que respecta a la labor legislativa del Senado, en el primer semestre del año realizó once sesiones, cuatro más que el mismo período del año pasado, en las que se convirtieron en ley siete iniciativas. A los efectos de comparar, vale mencionar que si bien hubo más sesiones que en 2011, se aprobaron diez iniciativas menos.

Al igual que en Diputados, para este cuerpo también se esperaban mejores resultados, pero vale destacar que entre las leyes sancionadas pueden encontrarse algunas de mucha envergadura, como la reforma de la Carta orgánica del Banco Central o la modificación del Código Electoral Nacional, además de otras de fuerte impacto social que se venían debatiendo en el Congreso desde hace años, como la ley de muerte digna y la de identidad de género.

Tal lo sostenido otra nota en esta misma página, para la segunda parte del año se aguarda la unificación del Código Civil y Comercial y, antes, la aprobación del pliego de Alejandra Gils Carbó, la candidata a reemplazar a Esteban Rigui en la Procuración General de la Nación.

Título: Balance legislativo de medio año: menos sanciones, mayor relevancia.

Fuente: Fundación Directorio Legislativo.