A+ A A-

INSULTOS, BUITRES E INTERÉS NACIONAL

El autor, ex diputado peronista, rechaza un insulto a la diputada macrista Laura Alonso en pleno debate por el acuerdo con Irán pero también explica la relación de ella y Poder Ciudadano con un exponente de los fondos buitres. Al final, un aporte de Eduardo Valdez sobre Alonso y la ONG. Malos antecedentes.

Por Eduardo Di Cola

No comparto la utilización del agravio como herramienta del debate político. En ningún lado y circunstancia. En boca de nadie. Ni de oficialistas ni opositores. Menos en el seno del Congreso.

Además en lo político, si hay una bandera que el oficialismo no debe intentar arrebatarle a la oposición es la del insulto. Que sean ellos quienes como síntoma de su impotencia sigan convirtiendo a nuestra presidenta en la más agraviada desde el advenimiento de la democracia.

Podría decir muchas cosas más. No quiero hacerlo para evitar generar dudas y se piense que trato de buscar alguna justificación. La diputada Laura Alonso tiene derecho a sentirse ofendida.

Punto final. Otro tema.

En estos días nuestro país se defiende de los fondos buitre ante la Corte de Apelaciones de Nueva York.

La demanda está caratulada “NML – Elliot Capital Management contra República Argentina”.

Paul Singer, titular del Fondo en cuestión es un pirata caracterizado como tal en Estados Unidos. El diario New York Post del 10 de noviembre pasado titula: “Bonistas mantenidos rehenes por pirata Singer” (texto original: “Hedgies held ‘hostage’ by pirate Singer”).

Tampoco quedan dudas que es un lobista y que en ese carácter efectúa aportes a los sectores afines a quienes recurre cuando de defender sus intereses se trata.

El diario Los Angeles Times del 3 de noviembre afirma: “Donantes de Wall Street abrieron sus chequeras para Mitt Romney”. (texto original: “Wall Street donors opening their checkbooks for Mitt Romney”).

Continúa: “El recaudador de la campaña de Romney, fue explícito en señalar en Nueva York la importancia del aporte de banqueros y fondos de inversión. Entre las celebridades estaban (… ) y el magnate de fondos de inversión Paul Singer, quien hizo el embargo sobre una nave Argentina (Fragata Libertad)”.

Hace unos días tomamos conocimiento que Singer es al mismo tiempo aportante de una fundación estrechamente vinculada a la diputada nacional Laura Alonso del PRO (NdE: Poder Ciudadano).

La vinculación es contundente y surge de la propia información de las organizaciones a las que la diputada pertenece. Cuanto menos la sospecha queda planteada.

La diputada y otros dirigentes del PRO cuando propusieron reunir fondos a través de un fideicomiso y satisfacer las exigencias planteada por Singer para rescatar la Fragata Libertad, ¿lo hicieron desde la política convencidos que era lo mejor para el país, o desde el propio interés económico defendiendo al aportante de su fundación?

El éxito internacional logrado demostró que la defensa de los intereses nacionales no requería de pago alguno.

De haberse actuado como el PRO lo propuso, el fondo buitre hubiera festejado y sus defensores argentinos lo habrían justificado.

Al mismo tiempo la diputada Alonso habría cumplido con el aportante de la fundación a la que pertenece. Lo que se dice, devolución de favores.

Como afirmé, a la diputada Alonso le asiste el derecho a sentirse ofendida. En el conflicto que los argentinos tenemos con los buitres internacionales, tenemos el derecho de poner en claro los intereses que la diputada Alonso defiende.


Volanta: Elecciones 2009

Título: Cuestionan a la candidata del PRO Laura Alonso

El ex legislador peronista Eduardo Valdés pidió que Poder Ciudadano se ponga de acuerdo, porque por un lado celebra la candidatura por el macrismo de su presidenta, y por el otro en su Código de Etica sostiene que "es conveniente que ningún miembro ocupe cargos públicos". 

Eduardo Valdéz es un histórico dirigente del peronismo porteño, que pasó por la Cancillería durante la gestión kirchnerista y ahora trabaja como abogado junto a Rafael Bielsa. Divertido y punzante, se apresuró a escribir una columna en cuanto PRO confirmó oficialmente la candidatura de la titular de Poder Ciudadano Laura Alonso -primicia de La Política Online- como quinta postulante a diputada nacional en la boleta que encabezará Gabriela Michetti.

Con motivo de la postulación de Laura Alonso, directora ejecutiva de Poder Ciudadano, como candidata a diputada nacional por el PRO de Capital Federal, la ONG aclara en un comunicado que “ven positivo que sus referentes asuman candidaturas en la disputa electoral”, sostiene Valdéz.

"Sería aconsejable que la organización cambiara su código de Ética que en su página web establece: “Como norma general, es conveniente que ningún miembro se desempeñe en cargos públicos ni partidarios ni se postule a cargos electivos”. O una cosa o la otra. No se puede ser juez y parte", agrega el dirigente.

"Advierten que si Laura Alonso llegara a presentarse en la lista debería renunciar a la ONG. Si por una de esas casualidades el sábado 9 de mayo, día de cierre de las candidaturas, llega a caerse del 5º lugar al que está nominada, conservaría su cargo de directora ejecutiva".

"Está claro que Poder Ciudadano ha renunciado al objetivo que tuvo al escribir su Código de Ética, velar por la transparencia de las instituciones democráticas, para transformarse en una plataforma de lanzamiento político de sus integrantes".

"Tiene el antecedente de su último presidente, Mario Rejtman Farah, quien tuviera que renunciar en el año 2003 cuando al ser descubierto por la periodista María Fernanda Villosio que cobraba una jubilación de privilegio de US$ 3900 desde el año 1990 (gobierno de Menem) hasta el año 2001. Ese año suspendió ese privilegio (sin renunciar) al lograr que Fernando De la Rúa lo nombrara el 18 de diciembre del 2001 auditor de SADAIC, gremio que acababa de intervenir el Estado, con un sueldo que llegaba a la suma de $39.000".

 "Sólo falta añadir dos hechos: que hasta hoy, por ratificación del Secretario de Cultura, José Nun, el ex presidente de la Fundación conserva este trabajo, pero sus ingresos ya ascienden a $ 51.000 y que la ONG que vela por la transparencia nada ha denunciado sobre las remuneraciones que se pagan en estas intervenciones del Estado".

"Sin integrar Poder Ciudadano ni Mario Rejtman Farah sería auditor en SADAIC ni Laura Alonso hubiese sido tenida en cuenta para ser candidata del PRO. Bueno sería admitirlo", concluye Valdéz.

Fuente: Lapolíticaonline.com, 7/5/09