A+ A A-

CAPITAL Y CUARTELES

El proyecto del PEN sobre el traslado de la Capital Federal a una región con Viedma, la capital de Río Negro, como epicentro, generó un largo debate en una serie de sesiones -es decir, una continuada otro día luego de un cuarto intermedio-  en ambas Cámaras.  Fue el modo más adecuado de mantener alerta al Congreso debido a la tensa situación militar. Pero al margen de ello, la discusión tuvo un interés específico con miras a un futuro quizás no demasiado lejano.

Por Armando Vidal

El Senado abrió la discusión en la sesión del 18 de marzo de 1987 –casi un año después de haber recibido la iniciativa- y la continuó los días 19, 20, 24 y 25, cuando lo aprobó con modificaciones.

La Cámara de Diputados lo consideró en las sesiones del 6, 7, 13, 14, 15, 16, 20, 21 y lo aprobó en la del 27 de mayo de 1987.

No fue tanto la envergadura del asunto, que de por sí la tenía, sino la necesidad aún mayor de mantener al Congreso en estado deliberativo debido a la tensa situación militar que había alcanzado su máximo extremo de tensión con el alzamiento carapintada en Semana Santa, a mediados de abril de ese año.

La ley finalmente fue aprobada pero nunca entró en vigencia. Y varios años después fue derogada por el Congreso sin ninguna clase de trascendencia.