A+ A A-

UNA LECCIÓN PARA CRISTINA

El autor, periodista gráfico y de medios audiovisuales, que hace diez años se fue de canal 9 cuando lo compró Daniel Hadad, demuestra aquí como Cristina Kirchner se equivoca al promocionar a Direct TV porque contradice la propia ley de medios por la que tanto ella peleó.

Por Néstor Machiavelli

La presidenta Kirchner promocionó Direct TV, el sistema satelital con casa matriz en Venezuela, que en el interior del país es la contracara de lo que el Gobierno declama en la ley de medios.

La grilla de DirecTV no tiene lugar para canales locales o regionales. Se globaliza la información y la programación y no hay lugar para programaciones y canales de noticias de ciudades o pueblos del interior donde vive cada abonado.

Vecinos de La Quiaca, Mendoza o Río Gallegos o cualquier lugar del país suscriptos a DirecTV, pueden ver la programación de los canales abiertos de la Capital, el fútbol de España e Italia, boxeo internacional y Discovery, pero vivirán ajenos a lo que ocurre alrededor.

Para conocer los datos y el pronóstico del tiempo en cada lugar del interior tendrán que encender una radio.

Son ciudadanos del mundo, con acceso a la CNN, Telesur, los canales abiertos y cables de la Capital, pero desarraigados, ignorantes de la agenda local, del día a día del lugar donde viven, que la radio refleja con sonidos y la TV lo debería mostrar con imágenes.

Ciudadanos del mundo en la aldea global, pero oriundos de ninguna parte.

La ley de Medios, bien gracias.

El que ve DirecTV en una ciudad del interior es como si solo leyera diarios de otros países, Clarín o La Nación.

No hay siquiera lugar para el diario regional o provincial.

La actitud de Cristina se entiende en el marco de la pelea con Clarín, pero al promover de la manera que lo hizo a DirecTV el efecto sobre el interior será más globalización y menos programación local y regional.

Ahora la pregunta es: ¿Qué ofrecen a cambio y como alternativa a DirecTV los canales de Cablevisión en el interior y los canales locales de los cables independientes? ¿Por qué el abono a DirecTV y no al cable local?

Porque en general los canales locales no ofrecen programación propia y distintiva. Y no habrá buena programación y mejor información si no se invierte en mejorarla.

No hay manera de que los cables del interior puedan afrontar y sobrevivir a la competencia de DirecTV con el auspicio del Estado argentino, si no se deciden, en primer lugar, a retener y luego a sumar abonados.

¿De qué manera? Ofreciendo lo que no puede dar DirecTV: programación e información local y regional, bien producidos, con calidad y continuidad.

DirecTV es un gigante con pie de barro porque ofrece el mundo en HD pero no puede competir contra ninguna programación local.

La batalla está en pleno desenlace: si el negocio del cable sigue siendo el abono a cambio de un paquete de señales sin el plus de programación local, si el Estado sigue siendo sponsor oficial de la multinacional, el “pacman” de DirecTV probablemente ganará la pulseada.

Y los ciudadanos del interior serán los grandes perdedores.

Título: Cristina, en favor de una TV desarraigada

Fuente: Clarín, 24/9/13.