A+ A A-

ATENTADO OFICIALISTA A TODA TRANSPARENCIA

La violación en la Cámara de Diputados a su propia decisión en cuanto a que cada voto del legislador vaya acompañado con su nombre (1), lo mismo que  el Senado, se consumó el 6 de abril nada menos que con la convalidación de los DNU del Presidente, comenzando por el que aniquiló la ley de medios. Aquí, una crítica con toda autoridad.

Por Directorio Legislativo

En  6 de abril, tercera sesión del período ordinario en la Cámara de Diputados de la Nación, al igual que las dos anteriores, fue una sesión especial, lo cual implica que no habrá debate por los temas que se pondrán a consideración, sino que, directamente, los decide quien solicita la mencionada sesión.

Los principales temas propuestos fueron dos: designación de nuevos auditores en la AGN y la validación de diversos DNUs emitidos por el Presidente de la Nación en los primeros meses de gestión.

Así, se aprobó la designación de los auditores Jesús Rodríguez (UCR), Gabriel Forlón (FPV) y Gabriel Mihura Estrada (FR), finalizando de este modo la controversia iniciada el año pasado y la cual tuvo a su vez, intervención de la justicia.

Sin embargo, al pasar a la votación por la validez de los DNUs, sorprende que esto se haya hecho mediante votación a mano alzada (ver video de la sesión). (NdE: cliquear en el link Fundación Directorio Legislativo).

¿Por qué?

En primer lugar, porque son Decretos firmados por el presidente de la Nación que modifican leyes sancionadas por el Congreso; y en este sentido, resulta imprescindible conocer cómo votan nuestros representantes modificaciones a leyes que sus colegas –o ellos mismos- han sancionado.

Y en segundo lugar, porque años anteriores cuando hubo votaciones de este estilo, siempre fueron nominales, a través de las cuales puede verse claramente la posición de cada bloque político, y cada diputado en particular (ver la aplicación “Década Votada”, en donde se detallan las votaciones nominales de los mismos).

Así, entre otros, uno de los validados ayer incluye la creación del ENACOM, y consiguiente modificación a la Ley de Medios y la Ley de Argentina Digital (Orden del día N° 10), la cual tuvo un amplio debate dentro del Congreso de la Nación, así como con audiencias públicas en diversos lugares del país.

Por último, si bien no en el temario inicial, se puso a consideración un proyecto de declaración de la diputada (Graciela) Camaño (1275-D-2016), que solicita al Poder Ejecutivo Nacional que instruya a la Comisión Redactora de la nueva Ley de Comunicaciones en algunas cuestiones particulares, como defender la competencia, a las pymes y la protección de la producción nacional.

Al no estar previsto en el temario inicial, se debía incorporar con la autorización de los dos tercios de los presentes (dado que el proyecto no tenía dictamen de comisión), votación que fue realizada, nuevamente, a mano alzada.

Sólo posteriormente se procedió a la votación nominal para su aprobación (la cual resultó: 132 a favor, 14 en contra, 12 abstenciones, 96 ausentes).

Desde Directorio Legislativo debemos advertir que estas prácticas atentan contra el acceso a la información pública y la transparencia en las decisiones parlamentarias.

Resulta imprescindible que los ciudadanos argentinos conozcamos cómo votan nuestros representantes, y mucho más en esta ocasión, que se están validando diversos Decretos de Necesidad y Urgencia emitidos por el Poder Ejecutivo Nacional, y que modifican leyes nacionales sancionadas por el Congreso en pleno.

Los DNUs validados fueron:

1. Orden del Día  1: modificación de la Ley de Ministerios

2. OD 5: modificación de la denominación de un Ministerio

3. OD 6:Prórroga de la vigencia de la Ley 23.966

4. OD 9: Temas educativos

5. OD 12: Exención de impuesto a vinos espumantes

6. OD 18: Repudio a ataque a Bruselas

(1) NdE: El registro del voto es automático porque  la propia banca reconoce la huella digital del diputado.

Volanta y título: Transparencia Legislativa/ La votación a mano alzada atenta contra la transparencia legislativa