A+ A A-

SEQUÍA, INUNDACIONES Y SILENCIO

Después de la sequía, los desbordes de las aguas, con muertes y daños que podrían evitarse si Brasil cumpliera con reglas de buena vencidad ya que hallarse aguas arriba no significa retener en exceso en caso de sequía ni liberar en exceso en caso de fuertes lluvias en el sur. El Congreso no trata la cuestión y ni siquiera la oposición reclama la necesidad de un acuerdo.

 Al menos tres muertos y cerca de 10.000 evacuados es el saldo que, hasta ahora, dejaron las inundaciones que afectan, sobre todo, a las provincias de Chaco, Corrientes y Entre Ríos.

Las amenazas de fuertes lluvias continúan en la región, por lo que el número de afectados podría crecer en las próximas horas. El fuerte temporal que azotó el martes pasado se cobró la vida de dos personas en Chaco.

Además del chico de 12 años que murió al caer en un desagüe en Resistencia, otro de 14 fue arrastrado por una alcantarilla en la localidad de La Leonesa, a 80 kilómetros de la Capital. Las víctimas fatales de Chaco son Andrés Lencina, un chico de 14 años que se ahogó mientras se bañaba junto a un grupo de amigos en un desagüe y Benjamín Gauna, de 16 años, quien también falleció ahogado cuando se arrojó junto a unos amigos al canal de la Soberanía Nacional, en Resistencia.

Además, en la ciudad correntina de Goya, la pared de una casa de material se derrumbó y mató a una nena de siete años que se encontraba en el lugar en compañía de su madre y una hermana, de 12 años, según confirmó el titular de Defensa Civil, Jorge Zonschain. Sólo en la ciudad de Concordia la cantidad de evacuados llega a 5.000 y hay otros 1.000 en el resto de Entre Ríos.

En Resistencia hay 3.500 y en Corrientes cerca de 300. En Santa Fe quedaban unas 150 personas asistidas en refugios. Aunque ayer fue un día de calor, el panorama podría empeorar ya que el Servicio Meteorológico alertó "tormentas intensas" para la zona. (Noticia ampliamente tratada por los medios, 26/11/09)

Fuente: periodismosocial.org.ar