A+ A A-

RAZZIA Y AMPUTACIÓN DEL ESTADO COMO META

El plan económico en marcha comprende la liquidación del personal estatal, recorte de los poderes del Estado, sumisión salarial y concentración de ganancias en los grandes grupos,  según detalla aquí un especialista con nombre incluso de los beneficiados.

Por Jorge C. Pelzmajer (*)

La razzia y despido de trabajadores -estatales en este caso- es un listado  frío, brutal, deshumanizado y por supuesto insensible a los problemas sociales que cada persona incluida sufrirá una vez que integre la marea humana de nuevos desocupados. Pero también el despido se

observó/a en gobernaciones y municipios e innumerables empresas del sector privado que comienzan a sentir los resultados de las medidas económicas que la alianza gobernante está aplicando, y sus consecuencias son evidentes en la nueva coyuntura.

El cuadro estremece desde cualquier lugar del cual se lo observe. Es un stock de mercancías (1),  desocupados que pasarán a disponibilidad.d.  Lo que corresponde es que el que no trabaja sea desplazado con justa causa.

Se trata de empleados de  diversas actividades, algunos con más de veinte años de carrera, otros son jóvenes, muchos de ellos con títulos y diplomados, que demandaron miles de horas de estudios y decenas de exámenes para jurar por sus profesiones.

Allí se encuentran, sanitaristas, ingenieros, contadores, sociólogos, economistas, antropólogos y abogados, entre otras profesiones.

El Estado nacional invirtió en cada uno de ellos millones de pesos en los diversos ciclos educativos para prepararlos y asistir a la comunidad.

Esa es la grasa militante de la que se desprenden Prat Gay y Andres Ibarra -ministro de la Modernizacion (¿?)- para inocular colesterol (LDL) del endeudamiento y el seguro ACV que la gestión Cambiemos le provocará al proceso económico argentino; el cual entrará en corto plazo en un ciclo de estanflacion (alta inflacion con depresión económica), de la mano de la restauración conservadora.

Dicho registro encubre los nombres de los futuros desocupados y se asemeja a una nómina de recursos humanos inservibles, que nos recuerda a recientes pasajes (listas negras) de la dictadura cívico-militar.

También esta actitud nos rememora la caceria de peronistas, luego de la caída del Gobierno Popular en septiembre de 1955 que encabezaba el Gral. Juan D. Perón.

Solo faltaría que paralicen obras de importancia social, como sucedió con el proyecto del mayor Hospital para niños de Sudamérica que iba a funcionar en un predio de trece hectáreas y terminó siendo degradado, y denominado Albergue Warnes, finalmente pulverizado.

Su construcción había comenzado en 1951 y sul inspirador fue el Dr. Ramon Carrillo,  perseguido por peronista. Murió en la pobreza absoluta en un pueblo de Brasil en 1956 ( Belen do Para). 

Cuarenta años después se  demolió al hospital que no fue. Hoy hay un supermercado de una cadena francesa, formadora de precios.

Otro ejemplo de la intolerancia de los neoconservadores en sus batallas por borrar la memoria que escriben los pueblos es el predio en el cual se erige hoy la Biblioteca Nacional.

Allí se levantaba la residencia presidencial cuyo último morador fue Juan Domingo Perón, y donde falleció Eva Perón.

La construcción fue demolida después del golpe de 1955.

Arrasar fue la consigna.

No debía quedar rastro alguno de las construcciones que recuerden al dictador. Así lo llamaban a Perón.

Los responsables de este bimestre turbulento y de los que se avecinan son los miembros de la alianza Cambiemos y todos aquellos que lo acompañan y (¿alientan?) radicales, socialistas, seudoperonistas, en su tarea demoledora de purificar el Estado de trabajadores, en momentos en que los argentinos deben buscar la unión, el diálogo y la felicidad (¿?), según libreto PRO.

* Lo de siempre

El empresariado privado se relame haciendo sus propias listas y jugando con el calendario de despidos a la espera de lograr el tan ansiado 15 por ciento de desocupación que anunció el vocero y cirujano de la derecha económica Carlos Melconian, para quien "es la única manera de bajar un 40 por ciento los salarios".

Su pensamiento doctrinario sería algo así como "Si posees un ingreso de 10.000 pesos, arreglate con  6. 000". Esto naturaliza la brutalidad de lo que puede plantear un economista.

Pero esa es la batalla por donde aprieta la piedra en el zapato ( Prat Gay) ( ¿salario o empleo ?).

Así resulta para los neoliberales, y estos lo son, con el agravante de que su componente dominante es el monetarismo adquirido durante la dictadura, el menemismo y la Alianza.

Ese es el sesgo distintivo de la Escuela de Chicago ( Milton Friedman).

Una de sus frases preferidas es "las únicas sociedades que han sido capaces de crear una prosperidad relativa ampliamente extendida han sido aquéllas que han confiado principalmente en los mercados capitalistas". Y su acotación: " Es decir, cero regulacióon del Estado".

La histórica ecuación de hierro de la economía tiene plena vigencia: tasa de salario vs. tasa de ganancia. Y en tal sentido, en estos tiempos gana la última por varios cuerpos.

El salario a largo plazo se deteriorará, crecerá la pobreza (+ que cero ), se desarticulará la distribución del ingreso y se profundizará la desigualdad social.

La brecha  entre pobres y ricos está manifiestamente expresada en los postulados de esta derecha neocolonial que hoy nos gobierna.

Téngase en cuenta que la PEA (población económicamente activa) de la Argentina era hasta fines de 2014 de alrededor de los 19 millones de trabajadores.

La ultima medición de la tasa de desocupación fue en agosto de 2015 de 6,6 por ciento.

* Primero, desocupar 

Entonces el cálculo es incrementar la desocupación un 150 por ciento, hasta llegar al 15 por ciento - como mínimo- en los próximos dos años.

El feroz y virulento ataque al modelo de protección al mercado interno y por supuesto al Estado, desfinanciándolo,  en tiempos de una gravisima crisis económica mundial que tiende a profundizarse, implementan de un plumazo, con la quita de retenciones, el nuevo reendeudamiento, el libre ingreso de capitales golondrinas, la devaluación del 50 por ciento (por ahora), la indiscriminada importación, la licuación de ingresos fijos de trabajadores, jubilados y pensionados vía aumento de precios, el tremendo ajuste de tarifas de luz, gas, agua  -inéditos en la historia económica de nuestro país -con la excusa del desquicio heredado-, sólo busca justificar eln estado de emergencia.

Y es  para implementar, entre otras finalidades, la transferencia de más de 3.700 millones de dólares (fuente: Clarín 21/12/15) a un sector privilegiado, la oligarquía terrateniente, y las exportadoras de cereales, según afirman sus beneficiarios en ese medio grafico dominante, algo así como 52.000 millones de pesos corrientes ( 3.700 millones de dólares por 14 pesos cada uno) (Clarín Rural,  21/12/15).

El campo gana 3.700 millones de dólares por la baja de las retenciones, lo que equivale al 10 por ciento de lo que vale la producción total del sector, según un estudio de IERAL de la Fundación Mediterránea.

Además, el dólar que reciben es 40 por ciento más caro que antes (Clarín).

Es decir que la decisión política del macrismo -Cambiemos- previamente anunciada (no hay sorpresas) e implementada en sólo un instante de acción, fue un pase de magia a favor de una docena de grupos concentrados.

Algo así como el 65 por ciento del presupuesto de la Ciudad autónoma de Buenos Aires de 2015.

Pavada de transferencia.

Vale aclarar que con ese presupuesto la Ciudad abonó salarios durante un ejercicio (doce meses) a aproximadamente 120.000 empleados, trabajadores, maestros, enfermeras/ros, médicos, personal administrativo, limpieza y realizó obra pública.

Dicho presupuesto para 2015 fue de 87.00 millones de pesos, originalmente, sin partidas adicionales, como pueden clikear a continuación: www.buenosaires.gob.ar.

El presupuesto permite evaluar las prioridades de inversión y gasto de la administración.

* La furia étnica

 La misma política ejecutó el PRO , en 2007, cuando asumió la Jefatura del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires.

En enero de 2008,  despidió dos mil y tantos trabajadores. En los años siguientes hubo otros intentos.

Una importante concentración (35.000 trabajadores movilizados en Plaza de Mayo) del gremio de los municipales de Capital, acompañados en ese entonces por Hugo Moyano y Camioneros, logró una mesa de negociación. No obstante, cientos de esos trabajadores fueron a retiro voluntario y cientos fueron jubilados.

Además de aquellos que lo siguen en la tarea de funciones gerenciales en el Poder Ejecutivo, están los promotores de la revancha por la hegemonía de la conducción política, económica y social de nuestro país.

Estos promueven la reinstalación de un sistema en el que la renta del capital financiero tenga preeminencia sobre la ganancia industrial, condicionando un modelo de crecimiento y desarrollo con desendeudamiento e inclusión social.

El costo lo deberá pagar la clase trabajadora con reducción salarial.

La clase pasiva también porque verá reducidos sus ingresos.

El pequeño y mediano empresario tendrá serias dificultades para competir con los stock basura que hoy tiene el mundo desarrollado.

Disciplinar con la inflación y la desocupación forma parte irrenunciable del paquete de medidas.

* Grupos concentrados

Cuando al Estado lo retiran o expulsan de su función mediadora y la acción política se permuta por el gerenciamiento de los grupos multinacionales, ganan los grupos concentrados como los agrupados en la Asociación Empresaria Argentina) (AEA),  la Unión Industrial Argentina (UIA),  Sociedad Rural Argentina (SRA), más las que los que lo hacen con los bancos, automotrices, petroleras, laboratorios medicinales y siderurgia.

Son los sectores dominantes de la economía en todas las ramas de la producción.

Grupos poderosos que reúnen a las 500 empresas mas importantes del país, todos con fuerte apoyo de la conduccóon económica actual que activan y promueven la doctrina del  shock.

Esto supone la adopción de las actuales medidas de ajuste, pero profundizándolas aun más.

Por ejemplo,  fuerte aumento en la tasa de interés, tendencia a la baja en las negociaciones paritarias, incremento en insumos críticos como combustible, acero, aluminio, cemento y energía. Y fuerte suba en los precios de los servicios públicos.

Ello llevará a ralentizar la economía y frenar la reactivación en momentos en que el mundo está crisis.

La reducción del gasto público será un instrumento de opresión económica.

Los incondicionales apoyos foráneos a este plan económico son el Fondo Monetario Internacional (FMI), que pronto tendremos su visita, el Banco Mundial( BM) , el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), las calificadoras de riesgo como Standard & Poors, Mody´s y Fitch y obvio que los fondos buitres.

Por cierto, también se anotan las siete empresas que exportan el 90 por ciento de la producción agrícola argentina.

Son ellas: Cargill, Aceitera General Deheza, Bunge, Molinos Río de la Plata, Vicentin, Louis Dreyfus Commodities y Asociación de Cooperativas Argentinas (ACA), principales beneficiarias de la devaluación con con quita de retenciones.

Estas empresas disminuyeron ostensiblemente en las últimas semanas la liquidación de divisas por exportación. Su promesa de 400 millones de dólares diarios jamás la cumplieron.

(*) Lic. en Economía

(1) Los salarios son mercancías. Pero no cualquier mercancía. Es la única que agrega valor, mayor valor que el que necesita para su reproducción. Es una distinción decisiva a la hora de establecer categorías de análisis económico.