A+ A A-

MENORES, BAJO PORCENTAJE

Con escaso cuidado sobre ellos por parte del Estado, los datos oficiales revelan que es bajo el índice de los delitos cometidos por menores de 18 años, lo cual contraría la tendencia de igualar sus acciones con los adultos en el Código Penal, un constante planteo de legisladores desde cuando contaban con el apoyo de Alberto Pierri, entonces presidente de la Cámara. Y que fue contenido por un conjunto de diputadas de distintos partidos –entre ellas la recién llegada Chiche Duhalde- que lograron aprobar la ley del niño cuyos alcances iban desde el nacimiento hasta esa edad.

Por Nahuel Lag

No importan sus historias previas repletas de derechos vulnerados: un día los medios de comunicación o la policía le ponen un apodo y un adolescente se transforma en el máximo escollo para terminar con la “inseguridad”.

Sin embargo, los informes de la Procuración General de la provincia de Buenos Aires sobre las causas iniciadas en el primer semestre de 2009 indican que los chicos menores de 18 años cometieron sólo el 4 por ciento de los delitos registrados en el nivel provincial, mientras que dentro de ese porcentaje sólo el 0,10 por ciento de los casos se trató de homicidios en ocasión de robo.

 “Antes de que los chicos empuñaran un arma hubo una ausencia del Estado social para acompañarlos en su desarrollo”, advirtió Claudia Cesaroni, del Centro de Estudios en Política Criminal y Derechos Humanos.Al comparar los documentos que relevan la cantidad de Investigaciones Penales Preparatorias (IPP) iniciadas por los fueros de Responsabilidad Penal Juvenil bonaerenses y las fiscalías regulares, se obtiene que el total de delitos cometidos por menores de edad representan sólo un 4,06 por ciento.

Entre los delitos graves cometidos por niños y adolescentes se registraron 127 causas por homicidio y sólo 14 por homicidio en ocasión de robo. Ambos tipos de homicidios sumados representan el 8,6 por ciento del total de crímenes cometidos en la provincia.

Mientras que sobre el total de delitos, los registrados por homicidio en los fueros juveniles sólo representan un 0,04 por ciento.“La tasa continúa siendo baja en relación con la tasa de homicidios cometidos por los adultos.

Además, los casos no están relacionados al crimen de tipo organizado sino que, en su mayoría, son riñas y hechos de violencia entre personas de las clases sociales bajas por la falta de contención social”, resaltó Julián Axat, defensor oficial del Fuero de Responsabilidad Penal Juvenil platense.

En relación con el tratamiento mediático de este tipo de delitos indicó que “se generó un fenómeno de victimización por parte de las clases medias” a partir de los resonantes casos del futbolista Fernando Cáceres y la arquitecta Renata Toscano.

Si se contempla el total de delitos contra las personas como lesiones culposas –198 casos– y leves, las causas iniciadas por participación de chicos menores de edad alcanzan el 0,6 por ciento del total de delitos.

 Fuente: Página 12, 26/11/09