A+ A A-

LOS ABANDONOS CON QUE SE PAGA LA DEUDA

Durante el reinado de Domingo Cavallo en el ministerio de Economía de Carlos Menem, en 1993 fueron transferidos a las provincias y a la ciudad de Buenos Aires los hospitales a cargo de la Nación (igual que las escuelas), sin los correspondientes recursos. Fue atendiendo viejos requerimientos de los organismos internacionales de crédito, solo  interesados en facilitarle al tesoro nacional pagos de la nunca investigada deuda externa. Diecisiete años después, algunas de las consecuencias de esa política -en cuya reparación no existe ningún decreto de necesidad y urgencia- están en esta nota. Además de Menem en el Senado, hay en las bancas legisladores que ayer levantaron la mano como los entonces menemistas Miguel Pichetto, Marcelo López Arias, Jorge Yoma y Graciela Camaño.

Por Gisele Sousa Dias (*)

La tarde en que a Zaira, la nena de 6 años, un árbol le partió la cabeza, en la locura por salvarle la vida, a su papá se le pasó un detalle: "En el Hospital Durand los médicos tuvieron que improvisar un cuello ortopédico con vendas y tuvieron que sacarse los cinturones para inmovilizarla en una tabla. Después nos dijeron que la trasladáramos porque si la dejábamos ahí se nos moría", contó.

Este caso, una muerte en Santiago del Estero en la que los familiares denunciaron falta de atención médica, la muerte de dos turistas en Córdoba (...) y el estado del Hospital Lagleyze que sigue cerrado después de la inundación, mostraron las falencias del sistema de salud: ¿Qué tan paciente hay que ser cuando se es paciente en Argentina?

 

Algunos datos obtenidos de fuentes médicas de la Ciudad de Buenos Aires son elocuentes: por falta de anestesistas, en el Hospital Udaondo hay que esperar 6 meses para hacerse una colonoscopia. En el Zubizarreta, también hay 6 meses de espera para una cirugía ginecológica. Lo mismo pasa en el Durand si se necesita una cirugía biliar.

Pero puede ser peor: un informe de la Defensoría del Pueblo de la Ciudad de 2009 indicó que en el Hospital de niños Gutiérrez hay 4.500 chicos que esperan ser operados.

En la provincia de Buenos Aires acceder a la salud en los 77 hospitales públicos no suele ser fácil: los consultorios están desbordados, las guardias funcionan al límite y los pacientes deben hacer filas de madrugada.

Tres ejemplos: "En el Hospital Posadas una cirugía laparoscópica de vesícula puede demorar hasta 6 meses. Una cirugía infantil por una malformación congénita, puede tardar un año. Lógicamente, muchos chicos no llegan", contó Luis Canievsky, médico del hospital.

Silvia Bocalandro, ginecóloga del Hospital Perón, en Avellaneda, sumó: "A veces tenemos que suspender cirugías porque no hay anestesistas, ropa o instrumentadores. Con lo difícil que es lograr que se hagan un Papanicolau nos juega en contra que los resultados demoren 4 meses porque no hay patólogo".

Teresa Sosa, médica del Hospital Fiorito y miembro de CICOP agregó: "Han llegado a faltar reactivos y sin eso no podemos recibir donaciones de sangre. No es poco: nos podemos quedar sin sangre". En otras provincias el panorama tampoco es alentador: en Rosario, Santa Fe, "hay serios problemas con las listas de espera", admitió el secretario de Salud, Lelio Manguiaterra.

Además, las trabas se deben al deterioro: el lunes, en los consultorios de pediatría del hospital Roque Sáenz Peña se cayó el cielo raso. Mientras, Fernanda Bariotti, médica del Hospital Provincial de Rosario aportó anoche otro ejemplo: "Hay un año de espera para conseguir turno con una psicopedagoga".

En el Hospital Regional de Santiago del Estero, después de un conflicto que duró 5 meses, la consulta diaria y más de 60 cirugías tuvieron que postergarse. En la Defensoría del Pueblo de la Nación recibieron 155 reclamos.

Volviendo a la Ciudad de Buenos Aires, el problema en los hospitales públicos no es nuevo ni exclusivo de esta gestión: un relevamiento de 2006 de la Defensoría porteña basado en datos proporcionados por los mismos centros de salud arrojó que en el Hospital Fernández una cirugía cardiovascular podía demorar 3 años. El dato no es menor: en Argentina las enfermedades cardiovasculares son la primera causa de morbimortalidad en adultos.

(+) Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. 

Volanta, título, bajada y copete: Salud / Curarse en la Argentina, una odisea para el paciente / Graves problemas en hoospitales públicos y privados/ Hay seis meses de demora para pedir turno. Y de un año para operarse. En el Gutiérrez unos 4.500 chicos están en lista de espera para cirugía. También crecieron las quejas en contra de las prepagas. 

Fuente: Clarín, 11/3/10 -