A+ A A-

A UN AÑO DEL ESCÁNDALO

A un año del 26 de marzo de 1992, nada sustancial había pasado para el esclarecimiento del escándalo del diputrucho, el intruso que votó la privatización de Gas del Estado, luego anulada por la acción de los cronistas parlamentarios apenas consumado el delito. Aquí se señala que había otros usurpadores. Tampoco la Justicia se ocupaba demasiado. 

Por Armando Vidal

A un año del diputrucho todo sigue igual, salvo ciertos aspectos formales.

La Cámara no halló responsable alguno en torno de la usurpación protagonizada por Juan Abraham Kenan, el asesor personal del diputado justicialista Julio Manuel Samid. No sólo Diputados: la justicia podría emplear otro año para cerrar esta causa en la cual no ha declarado - no fue llamado- el diputado Samid, a quien una comisión investigadora creada por la Cámara halló “responsable sin atenuantes” del delito cometido por Kenan.

En 365 días no hubo voluntad política en esa rama del Congreso ni tampoco resultado en el trámite judicial para aclarar, entre otros puntos, los siguientes:

# ’Kenan acababa de ser sorprendido por dos cronistas parlamentarios participando de la aprobación de la ley que abría la privatización de Gas del Estado pero el presidente de la Cámara, Alberto Pierri, negó la veracidad de la denuncia. Al día siguiente del hecho, viernes, el propio Pierri emitió un comunicado en el cual reconocía que se había producido una “grave anomalía” en la sesión. ¿ En qué basó su abrupto cambio de opinión?.

# ’El tablero registraba 130 presentes cuando se produjo la votación con la participación de Kenan. En ese momento, desde el palco bandeja ubicado frente a la bancada justicialista, dos personas de traje y corbata tomaron fotos con cámaras de bolsillo. No eran reporteros profesionales. ¿ Quiénes eran?.

# ’Ese 26 de marzo era la tercera sesión luego de la renovación parlamentaria. Para saber quién es quién de los que ocupan las bancas, Pierri cuenta con un asistente, de apellido Cora (Juan Carlos), encargado de identificar a cada uno de los 257 diputados en sus bancas. Llegado el caso, se asiste con la ficha personal (con fotografía incluída). A las 16.30, Cora no estaba en el recinto sino en la puerta aguardando la llegada de una visita para Pierri. En la agenda de actividades del presidente de la Cámara no hay constancias de esa audiencia. ¿Por qué Cora no estaba en su lugar?

# ¿ Por qué se descompuso de ira el rostro del ex diputado Felipe Solá, según la confesión de un diputado que tiembla ante la posibilidad que trascienda su nombre? ¨Solá vio a alguien camuflado de diputado sentado atrás? ¿Era uno de sus asesores?

# A quién por su lado vio realmente el diputado santacruceño Rafael Flores? ¿Era el todavía no bien conocido diputado Roberto Fernández, el dirigente de UTA, o un asesor del diputado fueguino Carlos Manfredotti?

# La sospecha de que hubo un operativo orquestado para sacar la ley con la participación de falsos diputados afecta al bloque oficialista pero su respuesta fue “enfriar” en vez de aclarar. El presidente de la comisión de Asuntos Constitucionales, Hugo Rodriguez Sañudo, se ufanó ante Clarín de que mantendría “cajoneado” el expediente mientras la prensa siguiera machacando con el asunto.

# ’La lentitud judicial no fue menor. La causa la tiene ahora el juez federal Martín Irurzún, si bien toda la instrucción la hizo el ahora camarista Néstor Blondi. La fiscalía pidió nuevas medidas referidas a la eventual participación de otros usurpadores, además de Kenan. Irurzun debe decidir. En ámbitos judiciales se estima que dejará todo como está dado que citar a declarar a diputados no arrojaría algo concreto. Para Blondi, los diputados no deben ser convocados debido a que antes la Cámara debe despojarlos de sus fueros. Pero tampoco lo pidió a la Cámara. Además de Samid, Solá y Manfredotti, deberían declarar los también justicialistas Nicolás Becerra y Carlos Romero por las mismas versiones periodísticas que hablaron de asesores de cada uno sentados en el recinto. De todo lo pendiente se espera que en los próximos días se traten en el recinto los dictámenes de la comisión de Asuntos Constitucionales para que el oficialismo imponga el suyo que deja todo como está hasta que se pronuncie la justicia.

Por eso hoy, simplemente, se memora el primer aniversario de un escándalo no esclarecido.

Fuente: Texto para Clarín.