A+ A A-

MEDIOS Y FINES

MEDIOS Y FINES

  • Categoría de nivel principal o raíz: PERIODISTAS
  • Categoría: MEDIOS Y FINES
  • Visto: 36

FACEBOOK, POR ENCIMA DE TODOS LOS MEDIOS

Otro aporte esclarecedor de uno de los mejores periodistas argentinos al explicar las razones del poder comunicacional horizontal, así lo define, de Facebook, el mayor de la humanidad, razón de los continuos embates de los poderosos multimedios que quieren imponer la versión del imperio.

Por Gabriel Fernández (*)

En apariencia las críticas son justas. Los tremendos embates mediáticos denuncian Facebook explora los perfiles de sus usuarios y los comercializa para orientar las ventas de otras corporaciones. Viola así la privacidad de quienes se comunican a su través e incurre en deslealtad comercial.

Leer más

  • Escrito por Panorama
  • Categoría de nivel principal o raíz: PERIODISTAS
  • Categoría: MEDIOS Y FINES
  • Visto: 68

NACE LA OPINIÓN PARA QUEDAR EN LA HISTORIA

Quizás cuando se cumpla el cincuentenario de la aparición de La Opinión, que aquí se describe en detalle antes de nacer, haya alguna publicación comparable con ese diario, incluyendo sus firmas hoy vigentes.

 Por Panorama

Desde el 4 de mayo próximo (NdE: 1971) los quioscos de la Capital, el Gran Buenos Aires, La Plata y Córdoba albergarán una novedosa experiencia periodística, inédita en la Argentina. Junto a los cuatro matutinos de información general, asomará un tabloid de 24 páginas, menos espectacular que aquéllos pero, a la vez, más caro.

La Opinión -cuya inspiración es Le Monde, de París, uno de los mejores diarios del mundo- intenta inaugurar una forma de periodismo que hoy se limita a las principales capitales del planeta: "Diez noticias en un día son útiles y comprensibles; cien, soportables; mil, abrumadoras, incomprensibles e innecesarias", opina Jacobo Timerman, director de la publicación.

Esa idea será, al parecer, la base de lanzamiento del diario.

Según Timerman "en el periodismo mundial se ha inaugurado una nueva etapa: la del diario selectivo, de información y análisis, que no intenta ocuparse de todos los temas superficialmente sino de los fundamentales en profundidad".

Esa seguridad impulsó al creador de La Opinión a dividir las áreas informativas en cuatro sectores: política nacional, internacional, artes y espectáculos y redacción general.

Si bien el matutino no exhibirá diariamente la composición de su staff cuarenta periodistas de primera línea -reclutados entre los profesionales más capaces del medio- firmarán sus informes sobre los temas de actualidad.

Los comanda Julio Algañaraz, quien ocupará la subdirección; las otras áreas estarán a cargo de Horacio Verbitsky, Juan Carlos Algañaraz, Juan Gelman y Miguel Bonasso, con quienes trabajarán los especialistas Fanor F. Díaz, Milton Roberts, Eduardo Belgrano Rawson, Andrés Zavala, Héctor Puricelli, Roberto Reyna, Carlos Ulanovsky, Felisa Pinto, Ricardo Halac, Juan José Ascone, Marcelo Capurro, Eduardo San Pedro, Pompeyo Camps, Juan José Castiñeira de Dios, Agustín Mahieu, Mabel Itzcovich, Pablo Palant, Francisco Urondo, Carlos Tarsitano. Omar De Benedictis y el coordinador Emilio Jeanerett.

La gerencia administrativa será ejercida por Juan Francisco Gil, la parte comercial por Eufrasio Loza Rojas.

Instalados en el tercer piso de Reconquista 585 (por el que la empresa paga un alquiler mensual de 700 mil pesos), los redactores pretenden crear un órgano informativo que satisfaga principalmente a la juventud preocupada por este "apasionante mundo contemporáneo, sus excesos, sus prodigios, su dolor".

Para ello no serán necesarias las fotos: el diario destinará todos sus esfuerzos a la información escrita y, a lo sumo, una mejor ubicación del lector por medio de mapas que ilustren con claridad y exactitud el escenario donde fue obtenida la noticia.

* El equilibrio

 "Lo difícil es hallar un punto de equilibrio -reflexiona Timerman-, porque los medios masivos, que desbordan a la humanidad con conocimientos inútiles y excesivos y la privan de explicaciones claras y sencillas sobre los temas fundamentales, no ayudan a cada persona a orientar su vida armónicamente".

Por ello la información que proporcionarán los cronistas locales, y las que provean los siete corresponsales -en Montevideo, Río de Janeiro, Lima, Santiago de Chile, París, Washington y Jerusalén- sumadas a los servicios diarios de las agencias Reuter, Ansa, France Presse, EFE, Telam, Saporiti e Inter Press y los cúmulos despachados por Moscú, Hong Kong, Viena, Nueva York, El Cairo, Beirut, Londres y Madrid, pretenden componer "la información diaria más clara y mejor comentada que pueda brindar cualquier otro órgano diario".

Obviamente, el diario se dirige a una clase social capaz de oblar los 50 ó 60 pesos diarios que costará la provisión de noticias, entre las que se entienden ejecutivos de status, comerciantes, industriales, universitarios, militares y políticos.

Pero el objetivo principal será la juventud "capaz de dejar de tomar un café para comprar el diario". El matutino no aparecerá los lunes y será imposible encontrar a lo largo de sus 24 páginas la cartelera cinematográfica, el programa de carreras de San Isidro o La Plata, por ejemplo.

La óptica de los editores está dirigida en principio a 50 mil lectores que pueden duplicarse con el tiempo.

El orden de la información será estricto: "No le complicaremos la vida al público con frases rebuscadas, este diario será un placer, no un problema".

Para ello, Timerman ilustra: "Cuando mencionamos un combate en una alejada aldea egipcia, le explicaremos su importancia política y militar, de modo que no necesite correr a un mapa o una enciclopedia para enterarse qué pasó".

La diagramación no descuidará detalle: "Las informaciones sobre Perú, Bolivia y Chile -anticipa el director-, estarán en las mismas páginas o en otras contiguas. Las declaraciones del Papa estarán lejos de los trasplantes de riñón. Queremos que el lector pueda concentrarse en lo que está leyendo sin necesidad de esfuerzos que habremos hecho nosotros en su lugar".

Al cabo de ocho meses, La Opinión pretende vender unas 60 mil copias como compensación de un esfuerzo económico que, se estima, habrá trepado a los 320 millones de pesos viejos en gastos de explotación y otros 60 millones en la puesta en marcha.

El capital dispuesto para movilizar al tabloid es de 200 millones; el directorio de la empresa estará formado por el propio Timerman, su esposa y su hijo Daniel. También el otro vástago, Javier Gustavo, tendrá algo que ver en la publicación: el 4 de mayo, día de la presentación en público, cumple diez años.

Un minucioso archivo a cargo de Luis María Maiz, la diagramación encargada a Hugo Pérez y la corrección, cuya jefatura ejercerá Mario Medina, serán factores estrechamente relacionados con el éxito que sus popes esperan de La Opinión.

La resultante de todo el esfuerzo deberá coincidir con lo que anticipa el director: "Nuestra actitud informativa, además de selectiva y analítica, es serena; desdeña el sensacionalismo, pero también la solemnidad. Cree que el lenguaje no es un campo de la experimentación literaria sino un vehículo para la trasmisión de hechos e ideas".

Fuente: Revista Panorama, 1971.  Extracción: mágicasruinas.com.ar

  • Categoría de nivel principal o raíz: PERIODISTAS
  • Categoría: MEDIOS Y FINES
  • Visto: 104

NOAM CHOMSKY CONTRA LA GRAN MANIPULACIÓN

El gran ingüista y pensador norteamericano elaboró la lista de las estrategias de manipulación de los medios,  que ayudan a comprender a esas personas, especialmente si forman parte de nuestros afectos, que ignoran que piensan y dicen lo que los medios quieren que piensen y digan.

 Por Noam Chomsky

1. La estrategia de la distracción.

 El elemento primordial del control social es la estrategia de la distracción que consiste en desviar la atención del público de los problemas importantes y de los cambios decididos por las élites políticas y económicas, mediante la técnica del diluvio o inundación de continuas distracciones y de informaciones insignificantes. La estrategia de la distracción es igualmente indispensable para impedir al público interesarse por los conocimientos esenciales, en el área de la ciencia, la economía, la psicología, la neurobiología y la cibernética. ”Mantener la Atención del público distraída, lejos de los verdaderos problemas sociales, cautivada por temas sin importancia real. Mantener al público ocupado, ocupado, ocupado, sin ningún tiempo para pensar; de vuelta a granja como los otros animales (cita del texto ‘Armas silenciosas para guerras tranquilas)”.

2. Crear problemas y después ofrecer soluciones.

Este método también es llamado “problema-reacción-solución”. Se crea un problema, una “situación” prevista para causar cierta reacción en el público, a fin de que éste sea el mandante de las medidas que se desea hacer aceptar. Por ejemplo: dejar que se desenvuelva o se intensifique la violencia urbana, u organizar atentados sangrientos, a fin de que el público sea el demandante de leyes de seguridad y políticas en perjuicio de la libertad. O también: crear una crisis económica para hacer aceptar como un mal necesario el retroceso de los derechos sociales y el desmantelamiento de los servicios públicos.

3. La estrategia de la gradualidad.

Para hacer que se acepte una medida inaceptable, basta aplicarla gradualmente, a cuentagotas, por años consecutivos. Es de esa manera que condiciones socioeconómicas radicalmente nuevas (neoliberalismo) fueron impuestas durante las décadas de 1980 y 1990: Estado mínimo, privatizaciones, precariedad, flexibilidad, desempleo en masa, salarios que ya no aseguran ingresos decentes, tantos cambios que hubieran provocado una revolución si hubiesen sido aplicadas de una sola vez.

4. La estrategia de diferir.

Otra manera de hacer aceptar una decisión impopular es la de presentarla como “dolorosa y necesaria”, obteniendo la aceptación pública, en el momento, para una aplicación futura. Es más fácil aceptar un sacrificio futuro que un sacrificio inmediato. Primero, porque el esfuerzo no es empleado inmediatamente. Luego, porque el público, la masa, tiene siempre la tendencia a esperar ingenuamente que “todo irá mejorar mañana” y que el sacrificio exigido podrá ser evitado. Esto da más tiempo al público para acostumbrarse a la idea del cambio y de aceptarla con resignación cuando llegue el momento.

5. Dirigirse al público como criaturas de poca edad.

La mayoría de la publicidad dirigida al gran público utiliza discurso, argumentos, personajes y entonación particularmente infantiles, muchas veces próximos a la debilidad, como si el espectador fuese una criatura de poca edad o un deficiente mental. Cuanto más se intente buscar engañar al espectador, más se tiende a adoptar un tono infantilizante. ¿ Por qué? “Si uno se dirige a una persona como si ella tuviese la edad de 12 años o menos, entonces, en razón de la sugestionabilidad, ella tenderá, con cierta probabilidad, a una respuesta o reacción también desprovista de un sentido crítico como la de una persona de 12 años o menos de edad (ver “Armas silenciosas para guerras tranquilas”)”.

6. Utilizar el aspecto emocional mucho más que la reflexión.

Hacer uso del aspecto emocional es una técnica clásica para causar un cortocircuito en el análisis racional, y finalmente al sentido critico de los individuos. Por otra parte, la utilización del registro emocional permite abrir la puerta de acceso al inconsciente para implantar o injertar ideas, deseos, miedos y temores, compulsiones, o inducir comportamientos…

7. Mantener al público en la ignorancia y la mediocridad.

Hacer que el público sea incapaz de comprender las tecnologías y los métodos utilizados para su control y su esclavitud. “La calidad de la educación dada a las clases sociales inferiores debe ser la más pobre y mediocre posible, de forma que la distancia de la ignorancia que planea entre las clases inferiores y las clases sociales superiores sea y permanezca imposible de alcanzar para las clases inferiores (ver ‘Armas silenciosas para guerras tranquilas)”.

8. Estimular al público a ser complaciente con la mediocridad.

Promover al público a creer que es moda el hecho de ser estúpido, vulgar e inculto…

9. Reforzar la autoculpabilidad.

Hacer creer al individuo que es solamente él el culpable por su propia desgracia, por causa de la insuficiencia de su inteligencia, de sus capacidades, o de sus esfuerzos. Así, en lugar de rebelarse contra el sistema económico, el individuo se auto desvalida y se culpa, lo que genera un estado depresivo, uno de cuyos efectos es la inhibición de su acción. Y, sin acción, ¡no hay revolución!

10. Conocer a los individuos mejor de lo que ellos mismos se conocen.

En el transcurso de los últimos 50 años, los avances acelerados de la ciencia han generado una creciente brecha entre los conocimientos del público y aquellos poseídos y utilizados por las élites dominantes. Gracias a la biología, la neurobiología y la psicología aplicada, el “sistema” ha disfrutado de un conocimiento avanzado del ser humano, tanto de forma física como psicológicamente. El sistema ha conseguido conocer mejor al individuo común de lo que él se conoce a sí mismo. Esto significa que, en la mayoría de los casos, el sistema ejerce un control mayor y un gran poder sobre los individuos, mayor que el de los individuos sobre sí mismos.

“Reproduzca esta información, hágala circular por los medios a su alcance: a mano, a máquina, a mimeógrafo, oralmente. Mande copias a sus amigos: nueve de cada diez las estarán esperando. Millones quieren ser informados. El terror se basa en la incomunicación. Rompa el aislamiento. Vuelva a sentir la satisfacción moral de un acto de libertad. Derrote el terror. Haga circular esta información”. Rodolfo Walsh

Título: Noam Chomsky y las diez estrategias de manipulación mediática   

Fuente: https://www.revistacomunicar.com/pdf/noam-chomsky

  • Categoría de nivel principal o raíz: PERIODISTAS
  • Categoría: MEDIOS Y FINES
  • Visto: 239

MIRADA FILOSA SOBRE UN DIARIO DEL PODER

Periodista ponderado por el editor, mal podría dejarlo al margen con este agudo trabajo sobre el Grupo Clarín y el diario que lo sustenta que desde 2009, con la ley de medios, estalló contra CFK y hoy es otro. 

Por Gabriel Fernández

 “Yo vi a los tres grandes diarios de este país saquear una empresa de un grupo familiar que estaba preso, juzgado por un tribunal de guerra y condenado. Un tribunal que les sacó declaraciones bajo tortura”.

Leer más

  • Categoría de nivel principal o raíz: PERIODISTAS
  • Categoría: MEDIOS Y FINES
  • Visto: 120

MEDIOS CONCENTRADOS, DIVERSIDAD ACALLADA

Cuadro de la concentración de medios , con el final de empresas que competían y terminaron siendo asimiladas por un ambicioso grupo que nació mucho antes que el kirchnerismo, que creció con él, que luego lo enfrentó, lo venció y que ahora tiene el apoyo del gobierno de Macri.

Por  Miguel Julio Rodríguez Villafañe

En 2007 Cablevisión compró a Multicanal y se quedó con casi la mitad de la oferta de televisión por cable en  la Argentina. Dos años después, no aceptó adecuarse a la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual, que ponía un tope al porcentaje de propiedad de licencias para evitar los monopolios de medios.

En enero de 2016, el Grupo Clarín SA adquirió la empresa telefónica Nex-tel, la cuarta operadora de telefonía móvil del país. Luego, en agosto de ese año, anunció que había decidido dividir la sociedad en dos grupos.

Al primero lo denominó Cablevisión Holding SA (CVH) que opera Cablevisión, Fibertel y Nextel.

La otra sociedad seguía siendo el Grupo Clarín SA, que conservó los medios periodísticos y de producción de contenidos. Ello incluye AGEA (diarios Clarín, Olé, La Razón, La Voz del Interior, Día a Día y Los Andes; revistas Viva, Genios, Rumbos, etc.), Artear (Canal 13, Todo Noticias (TN), Canal 12 de Córdoba y muchas otras señales de TV por aire. También, IESA (TyC Sports), Radio Mitre y gran cantidad de radios AM e innumerables en FM, como la 100 vos, Compañía de medios digitales (realizadora de contenidos en la web).

Entre otras empresas de propiedad total o parcial del grupo están la agencia de noticias Diarios y Noticias (DyN), o productoras de contenidos (Pol-ka Producciones, Ideas del Sur y Patagonik Film Group).

Son dueños además de un importante porcentaje de la productora de insumos gráficos como Papel Prensa.

En julio de este año 2017, se anunció la fusión de Telecom con Cablevisión Holding SA. Lo que trae que ahora en telefonía móvil Nextel se subsumirá con Personal, de Telecom.

A su vez, hace que al proveedor de Internet Arnet se sumará a la que era su competencia Fibertel.

Telecom es el tercer operador, con un 31 por ciento de las líneas telefónicas en el país, a las que se le añaden las líneas que aporta Nextel. La fusión dará a la empresa un uso del espectro de casi el doble de lo permitido.

La nueva compañía fusionada, entre Telecom y Cablevisión, tendrá un 40 por ciento del mercado de TV paga; un 68 por ciento de las conexiones a Internet por banda ancha fija; un 39,5 de la banda ancha móvil; un 42 de la telefonía fija y un 35 por ciento de la conectividad móvil (celulares).

Gran parte de la concentración lograda surge también del Decreto de Necesidad y Urgencia 267/15 que dictó el gobierno de Mauricio Macri, por el que derogó parcialmente la Ley de Servicios Públicos 26.522 y en consecuencia, en este momento, no hay tope la cantidad de las licencias para dar televisión cable, ni de señales audiovisuales.

La nueva empresa se quedaría con gran parte del mercado convergente que se conoce como cuádruple play. Este paquete comercial comprende cuatro servicios de telecomunicaciones: las llamadas desde teléfonos fijos, el acceso a Internet, la televisión digital y la telefonía móvil. Y se transformaría en la empresa número uno en banda ancha y televisión por cable, la número dos en telefonía fija y la número tres (pero muy cerca del primer lugar) en telefonía móvil, en el país.

* El monopolio perfecto en Córdoba

En la ciudad de Córdoba, un 95 por ciento de la conectividad a Internet dependerá de un solo prestador Telecom (Arnet)-Fibertel.  Para el ex ministro de Comunicaciones Oscar Aguad fue “una buena noticia” porque “las fusiones son buenas para evitar monopolios”.

Comentario inaceptable, mentiroso y ofensivo, especialmente para los cordobeses. Indudablemente, la existencia de un solo operador en Córdoba, es el monopolio perfecto y permite manipular los contenidos, imponer precios y afectar gravemente la pluralidad de lo que se transmita. Podrá determinar entonces lo que se debe leer, escuchar y ver.

No habrá el derecho a la neutralidad de la red, principio internacional que obliga al trato igualitario en Internet. A su vez, si uno deseara en Córdoba cambiar de prestador sería prácticamente imposible y el nuevo operador monopólico, con posición dominante en el mercado, podrá imponer sus condiciones y precios.

La competencia es fundamental en este tema y un ejemplo lo da lo que sucede en la ciudad de Santa Rosa de la Pampa, la Cooperativa Popular Eléctrica provee un muy buen servicio de 6 mega para Wi Fi a $ 289 y además, tiene otros descuentos sobre dicho monto, mientras que Fibertel, por el mismo servicio, en la ciudad de Córdoba lo cobra $ 883.

No podemos dejar de señalar que, en este momento, el acceso a la conectividad de Internet y telefonía es tan importante como tener electricidad, por lo que la concentración monopólica afecta gravemente los derechos fundamentales de las personas que se deben garantizar.

Si a lo dicho le sumamos que en Córdoba el Grupo Clarín es propietario además, como se ha dicho, de La Voz del Interior, Canal Doce, Radio Mitre Córdoba entre otros medios, la gran mayoría de ellos, entre los primeros en su ámbito y con gran influencia en la opinión pública, en realidad, estamos cercados mediáticamente.

Telecom-Fibertel, junto al Grupo Clarín, tendrán - aunque en gran parte ya lo tienen-, un verdadero monopolio horizontal y vertical en el control de las cadenas completas de producción, emisión y distribución de informaciones, opiniones y contenidos en general (de integración vertical, por ejemplo, manejan agencias de noticias, diarios de mayor tiraje e influencia social, producción de insumos para medios gráficos, los proveedores de servicios de Internet, televisión, radios AM y FM, etc.) y de los distintos mercadosde cada sector  (de integración horizontal, por ejemplo, manejan el sistema de TV por vínculo físico, el mercado de los avisos clasificados, etc.).

En definitiva, el monopolio definirá quienes deberán gobernarnos, cómo pensar y lo que hay que decir o hacer. Todo lo que es inaceptable en una democracia participativa. Resulta de particular importancia entonces, que se actúe para que no apruebe la fusión de Telecom y Cablevisión. Es esencial que en esta problemática se comprometan los representantes del pueblo y la sociedad toda. 

(*) Miguel Julio Rodríguez Villafañe es abogado constitucionalista, especialista en información y comunicación.

Fuente: www.arbia.org.ar