Logo

NUEVA SEDE

Un edificio en el que se dice que alguna vez Eva Perón tuvo un despacho, emparentado en belleza con el cercano Palacio del Congreso de la Nación, es la futura sede de la Auditoría General de la Nación. He aquí parte de su historia.

El 8 de agosto de 1927, en la Av. Rivadavia 1745, lugar neurálgico de la Ciudad de Buenos Aires adonde convergen los antiguos barrios de San Nicolás, Balvanera y Monserrat, fue inaugurado el edificio que desde 1997 pertenece a la Auditoría General de la Nación.

Ubicado frente a la Plaza de los Dos Congresos –erigida en 1910 con motivo del Centenario-, y a metros del Palacio del Congreso de la Nación –inaugurado en 1906-, el edificio diseñado por el arquitecto italiano Atilio Locatti ha sido declarado monumento histórico de la Ciudad de Buenos Aires.

Cuenta por ello con Protección Patrimonial Estructural del Estado, al igual que otros edificios que por su valor histórico, arquitectónico, tipológico, urbanístico o simbólico caracterizan un espacio urbano o son testimonio de la memoria de la comunidad.

Perteneció al Instituto Biológico Argentino que en los primeros niveles desarrollaba la actividad científica.

Desde el tercer piso hasta el décimo piso se construyeron departamentos para renta de variadas dimensiones. Ambas funciones fueron conciliadas por una fachada telón de estilo neoveneciano que remata con un conjunto escultórico inspirado en la torre de San Marcos de Venecia.

* El reloj veneciano

Su bella fachada, finamente ornamentada, respeta las características de los palacios renacentistas venecianos. El reloj ubicado en la parte superior, similar al veneciano, fue construido especialmente para este edificio por la empresa Fratelli Miroglio, de Turín, en 1926, y su cuadrante es de dos metros y medio de diámetro.

Sobre el cuadrante, dos esculturas en bronce y fundición de hierro de tres metros y medio de altura representan a dos campaneros autómatas que señalan la hora al golpear con un martillo una campana que ocupa el centro del conjunto. Fue donado por el Duque de Aosta.

En la Ciudad de Buenos Aires hay sólo dos relojes de estas características: el del edificio Siemens, ubicado en la Diagonal Sur y próximo a la Plaza de Mayo, y el del edificio de la AGN, hoy totalmente restaurado y en funcionamiento.

Entrada la década de 1940 el edificio fue aparentemente expropiado por el Estado y constituido como sede del Instituto Nacional de Previsión Social. Aunque no se han encontrado hasta ahora constancias fehacientes, algunas referencias permiten inferir a que allí tenía un despacho Eva Perón.

Con posterioridad, funcionaron diversos organismos dependientes de la AFIP, la DGI y la ANSES.

Finalmente, en 1997 fue destinado a la Auditoría General de la Nación. Gran parte del contenido de este material ha sido extraído de la Investigación histórica acerca del edificio del Ex Instituto Biológico Argentino, realizado por los arquitectos Normando Martín, Andrea Martínez y Pablo H. Martínez.

Fuente: agn.gov.ar

Template Design © Joomla Templates | GavickPro. All rights reserved.