A+ A A-

CAVALLO QUIERE MÁS PODER

Amagos de contención oficialista en Diputados a más poderes reclamados por el ministro Domingo Cavallo en 1995, luego de la reelección de Carlos Menem. Era la antesala de su caída. Al final del texto, una ley para la carrera del empleado legislativo que, a la postre, quedaría por debajo de las expectativas.

Por Armando Vidal

En Diputados el oficialismo no está dispuesto adelegar facultades en el PEN, con lo cual reitera supostura del año anterior sobre el entonces superartículo14 del Presupuesto.

La postura, sin embargo, tiene sus matices. Oscar Lamberto, presidente de la comisión de Presupuesto, admite que una ampliación de la reforma del Estado se incluya conun artículo específico en la ley de Presupuesto, texto que, por otra parte, recibió de manos del presidente Carlos Menem.

Desde la cúpula del bloque que conduce Jorge Matzkin se indica que hay "disposición" a votar favorablemente caso or caso, o sea privatización por privatización. Hay un conjunto de diputados remisos y varios, como los del llamado Grupo Capricornio, que suelen acompañar las iniciativas de Cavallo pero que, al igual que el año anterior, se oponen a conceder postestades especiales en el PEN por estrictas razones constitucionales.

Hubo pronunciamientos particulares. Entre ellos el del presidente de la Cámara de Diputados, Alberto Pierri, quien ayer -dicho sea de paso- se opuso a que el cuerpo aprobase un proyecto sancionado por el Senado de creación de un impuesto en favor de las bibliotecas populares por tratarsede un pronunciamiento inconstitucional.

Con la misma preocupación declaró sobre el requerimiento del PEN en materia de delegación de facultades: "Estamosatravesando una situación de real emergencia económica, que demanda de toda la clase dirigente respuestas novedosas y equilibradas.

Pero es indispensable -observa- realizar un profundo análisis de lo solicitado por el PEN para determinar si estas medidas no vulneran el normal funcionamiento institucional y los límites impuestos por nuestra Constitución".

El presidente del bloque radical, Raúl Galván, expresó que "no estamos dispuestos a alterar el sistema del poder público, de modo que el fracaso de la política económica del gobierno no puede convertirse en una acto antidemocrático". La opinión de Galván coincide con un momento en que su bancada está absorbida por la elección de las futuras autoridades y con la atención a lo que suceda en el comando del partido.

Asimismo, el líder del Frente Grande, Chacho Alvarez, sostuvo que "ya Menem controla los tres poderes del Estado y al concederle más potestades transformaríamos al sistema en una democradura, o sea la mezcla de democracia con dictadura".

En medio de una fluída situación en el Congreso, ayer la Cámara de Diputados se pobló de trabajadores en sus galerías pertenecientes a la Asociación del Personal Legislativo, que conduce Ricardo Sablich, para participardel tratamiento del estatuto del personal del Parlamento, finalmente aprobado y remitido con modificaciones al Senado.

La ley concede estabilidad a la planta de empleados permanentes y determina las condiciones del persona ltransitorio para que terminen sus funciones una vez que culmina el mandato del legislador.

Fuente: Texto del 15/11/95 para Clarín.