A+ A A-

JUICIOS POLÍTICOS

JUICIOS POLÍTICOS

LO QUE HAY QUE SABER SOBRE JUICIO POLÍTICO

Cordobés, de destacada labor en la Cámara de Diputados de la Nación (1987/1991), demócrata cristiano y miembro del bloque del PJ, explica el significado de un juicio político, incluso al Presidente, hoy, Macri. 

Por Dr. Jorge Horacio Gentile (*)

El Art.53 de la CN dice de la Cámara de Diputados que “Sólo ella ejerce el derecho de acusar ante el Senado al presidente, vicepresidente, al jefe de gabinete de ministros, a los ministros y a los miembros de la Corte Suprema...".

Leer más

VISCA, DECKER Y OTROS DEMONIOS PERONISTAS

Autor antiperonista, da cuenta del trámite de juicio político con el que primer gobierno de Perón removió a cuatro de los cinco jueces de la Corte Suprema que, en 1945, había formado parte del complot contra Perón que puso fin el 17 de octubre. Al final, quién era el que se salvó. Aporte de Fermín Chávez.

Por Rogelio Alaniz

El 10 de agosto de 1946, José Emilio Visca, presidente de la comisión de Juicio Político (NdE:de la Cámara de Dipuados de la Nación), puso en manos de la Corte el llamado proyecto (Rodolfo) Decker. Se trataba de las consideraciones elaboradas por este diputado de apenas veinticinco años 

Leer más

MARCHA ATRÁS DEL DUHALDISMO

Paradojas en el proceso de juicio político a la Corte: el oficialismo aprobó el dictamen en la comisión de Diputados pero  una repentina decisión del PEN  a cargo de Eduardo Duhalde ordenó parar todo. Otra vez será.

Por Armando Vidal

Para la Comisión de Juicio Político de Diputados, la Corte es culpable de mal desempeño. La comisión suscribió ayer -por exigua mayoría y con el voto decisivo de los radicales- su dictamen acusatorio, que quedó habilitado para ser debatido en el recinto de sesiones. Aunque parece improbable que sea aprobada en la Cámara baja por la mayoría imprescindible de dos tercios: el peronismo le restó apoyo al dictamen, y el Gobierno desalienta este frente de conflicto abierto con otro de los poderes del Estado en medio de la profunda e interminable crisis económica y social.

La Corte recibió la noticia con enojo, aunque en el Tribunal creen que el juicio no avanzará. 

También hubo sorpresa entre los miembros del sector que no integra la llamada mayoría automática -que solía fallar en sintonía con las necesidades del menemismo- por el voto acusatorio de la mayoría de los diputados radicales.

El de ayer es un hecho histórico: es la primera acusación en Diputados contra la Corte desde 1946. Al año siguiente, el peronismo en el poder removía entonces a casi toda la Corte.

El dictamen no es un pronunciamiento colectivo sino por cada magistrado, lo que lo transforma en nueve juicios políticos.

Además, recomienda la suspensión de sus cargos por parte del Senado.

Las etapas que restan son aún más complejas.

Primero, aprobar la acusación en el recinto con el voto favorable de los dos tercios. Después, que el Senado haga lo propio como Cámara de sentencia.

Todos los ministros del alto tribunal son acusados por distinto número de irregularidades a la luz de los ocho temas que dieron motivo al proceso. Entre ellos: el corralito, la investigación del atentado a la Embajada de Israel y la sentencia en el caso de la venta ilegal de armas que permitió liberar al ex presidente Carlos Menem.

Los cargos suman 44 contra Julio Nazareno, el presidente de la Corte, quien así aparece al tope de la lista, que cierra Gustavo Bossert, con 9.

Pero sólo Nazareno, Eduardo Moliné O''Connor, Guillermo López, Adolfo Vázquez y Antonio Boggiano son acusados en los ocho temas.

De los 29 miembros de la comisión, firmaron 15 (la mitad más uno), en tanto que dos radicales elevaron sendas notas para adelantar que lo harán en breve (Marta Milesi y Fortunato Cambareri).

 * Firmaron: Sergio Acevedo, Ricardo Falú, Guillermo Johnson y Franco Caviglia (PJ); Carlos Iparraguirre, Hernán Damiani, Angel Geijo, Simón Hernández, Juan Minguez y Benjamín Nieto Brizuela (UCR); Elisa Carrió, María América González y Héctor Polino (ARI); y Nilda Garré y Araceli de Ferreyra (Frepaso).

* El radicalismo no exhibió fisuras, pero lo tuvieron que convencer: todos sus miembros de comisión se declararon a favor del juicio contra todos los jueces, pero fue decisivo el fuerte debate del día previo, en el que Carrió y Falú les quitaron las dudas con toda energía.

* El PJ actuó dividido: dos menemistas, Alejandra Oviedo y Manuel Baladrón, anticiparon la presentación de sendos dictámenes en minoría de rechazo al juicio. Ambos estuvieron en la reunión, aunque Baladrón lo hizo para intentar convencer a Caviglia de que se retirase, como en efecto hizo él. Caviglia se quedó. Y firmó el dictamen "por íntima convicción", según dijo, aunque no lo hizo con los correspondientes a Bossert y Petracchi. Luego se arrepintió. Y Oviedo presentó anoche su dictamen: rechazó el juicio por "falta de transparencia, objetividad y rigurosidad jurídica".

* La reunión reflejó ausencias notorias: José María Díaz Bancalari y Jorge Villaverde, duhaldistas; Miguel Angel Toma, ex menemista; Carlos Alesandri, delasotista, y Eduardo Di Cola, moderado delasotista y presidente de la Comisión de Legislación General, faltaron a la cita.

Todos se excusaron en que esperan la discusión en el bloque. Di Cola aclaró que su predisposición es firmar, lo cual estaría acorde con su actuación en la comisión, ya que es coautor del pedido de juicio por el corralito.

El ruckaufista Jorge Casanovas tampoco estuvo. Pero desmintió la versión de que presentaría un dictamen en minoría. La sorda puja transfiere una expectativa mayor a la discusión en el bloque, que quizá se concrete la próxima semana.

Ricardo Bussi, de Fuerza Republicana, se excluyó de definirse, tal como lo había hecho durante el proceso. Lo explicó por nota: su padre, Domingo Bussi, ex dictador y ex gobernador tucumano, tiene un juicio contra el Estado porque ambas Cámaras le impidieron cubrir una banca.

También hubo frases que describieron ánimos de unos y otros.

 "Cumplimos con la Constitución", dijo Acevedo, titular de la comisión y cercano al gobernador Néstor Kirchner.

 "Los radicales logramos lo que no pudimos alcanzar en 1990", dijo Damiani.

 "Estoy conmocionado por la importancia de este acto", confesó Falú.

"Esto es un mamarracho", se descargó en cambio Oviedo, menemista.

La comisión tiene ahora dos tareas.

Una, esperar el camino hacia el recinto, que por ahora no se visualiza.

Otra, abrir nuevos expedientes para la llegada de nuevos pedidos de juicio político. Por mesa de entrada, dicen, ya ingresaron diez.

Título y bajada: Acusan a la Corte, pero no habría apoyo para el juicio/ La Comisión de Juicio Político propuso enjuiciar a todo el Tribunal por mal desempeño. Para que haya juicio ahora deben reunir dos tercios de los votos en Diputados. El PJ, que es mayoría, no lo votaría

Fuente: Clarín, 17/2/02.

CAE EL ÚLTIMO CORTESANO MENEMISTA

El gobierno de Néstor Kirchner volvió a la carga contra la Corte menemista, piloteada por varios diputados que fracasaron en su propósito durante la gestión duhaldista. Este es el anuncio del último que iba a dejar el cargo.

Por Armando Vidal

Adolfo Vázquez, el último pilar menemista de la Corte Suprema de Justicia, será hoy (11/8/04) acusado de mal desempeño de sus funciones, primer paso en el recinto para su remoción por medio del proceso de juicio político de larga tramitación en su caso en la Cámara de Diputados.

El segundo paso estará a cargo del Senado, transformada en Cámara de jueces, quienes deberán decidir por sí o por no acerca de la validez de las causas por las cuales se lo acusa y que hoy deberán contar con el voto favorable de los dos tercios de los diputados presentes.

Las causas son las conocidas como "Meller" (convalidación de un pago fraudulento), "Francisco Macri" (contrabando de autos convalidado al hacerse cargo de la evasión tributaria) y "Magariños" y "Dragonetti de Román" (ambos jueces arbitrariamente sancionados por el alto tribunal).

Cualquiera de ellas aprobada es suficiente para que la acusación pase al Senado, donde se tramita el proceso y en la que el acusado tiene derecho a ejercer defensa.

Las dos primeras causas ("Meller" y "Macri") fueron aprobadas en el caso de Eduardo Moliné O'Connor, cuyo juicio político fue plenamente convalidado por un fallo de tribunal de conjueces.

Antes de pasar por el calvario de Moliné y al que se apresta Vázquez, había renunciado Julio Nazareno, presidente de la Corte, del mismo modo que Guillermo López, aunque por razones de salud por las que luego falleció.

El encargado de fundamentar las acusaciones será el peronista Ricardo Falú, titular de la comisión de Juicio Político de la Cámara de Diputados, implacable cuestionador de lo que se conoció como "la mayoría automática" de la Corte, con la cual el gobierno menemista convalidó, por caso, las privatizaciones de los servicios públicos.

Highton nombrada durante el presente gobierno, al igual que Raúl Zaffaroni, están en funciones, en tanto Carmen Argibay, ya aprobado su pliego por el Senado, lo hará en unos meses.

Vázquez concita apoyo en el bloque del PJ, aunque minoritario. Son algunos menemistas y Oscar Rodríguez, del duhaldismo. También se opone al juicio Hugo Franco, bonaerense que responde a Rodríguez Saá.

Volanta y título: Último sobrevivienda del menemismo en la Corte Suprema de Justicia/Arranca el juicio político a Vázquez en Diputados  

Fuente: Clarín, 11/8/04

LOS CORTESANOS QUIEREN MÁS DÍAS

Jueces de la Corte Suprema de Justicia pidieron la extensión de plazos para formular sus respectivas defensas en el juicio político que el duhaldismo quiere abrir contra todos ellos y la comisión de Diputados lo concedió. No quieren repetir el error del procedimiento en 1946.

Por Armando Vidal

 "Lo cortés no quita lo valiente" sugirió como al pasar el presidente de la Comisión de Juicio Político de la Cámara de Diputados, el peronista santacruceño Sergio Acevedo. Aludía a la decisión que tras un compás de espera y consultas con miembros de la comisión tomó respecto de la presentación de tres de los nueve ministros de la Corte Suprema de Justicia que pidieron mayor plazo para formular sus descargos.

De este modo, en lugar de una negativa de plano, que fue lo que en un primer momento se evaluó como posibilidad, se optó por plasmar un gesto de pura amabilidad.

Son sus beneficiarios el presidente de la Corte, Julio Nazareno, y sus pares Eduardo Moliné O''Connor y Guillermo López.

Ahora, en lugar de contestar por nota o de cuerpo presente el próximo martes 26, en el caso de López y Moliné, y al día siguiente en el caso de Nazareno, podrán hacerlo todos el miércoles 3 de abril.

A través del abogado Gregorio Badeni, defensor de los tres, habían requerido diez días hábiles para responder los cargos, lo que hubiera estirado el plazo hasta casi mediados del próximo mes.

En términos redondos, consiguieron ocho días seguidos, incluyendo el jueves 28 y viernes 29 de Semana Santa y el martes 2 de abril que, en el calendario editado por la Cámara de Diputados, también aparece en rojo.

¿Cortesía o debilidad?

En la cúpula del bloque justicialista, que preside el cordobés Humberto Roggero, y los justicialistas de la comisión, rechazan cualquier otra interpretación que no sea aquella enmarcada en las buenas formas.

Además, la decisión se tomó una vez que por vías parlamentarias se conoció que en la Casa de Gobierno se ve el proceso a la Corte Suprema como "serio".

Eso fue tomado por los diputados como una señal de aliento cuando todavía se mantiene el eco del abucheo al ministro de Justicia Jorge Vanossi el domingo pasado en el acto de recordación del atentado a la Embajada de Israel.

La morosididad en la investigación de esa causa, que por obligación constitucional recae en la Corte, es una de las razones por las que se pidió el juicio político contra todos los integrantes del alto tribunal.

Vanossi mismo es un reconocido crítico de la Corte, aunque no en sus actuales funciones sino en la profundidad de su pensamiento y acción desarrollada en sus años como prominente diputado radical.

Acevedo, que no llama ni recibe llamados de la Casa Rosada, según sus allegados, estuvo ayer en cambio con el titular de la Cámara, el bonaerense Eduardo Camaño, quien por sus funciones y relaciones mantiene abiertos esos contactos.

Ahora, la comisión podría limitarse a esa concesión formulada para Nazareno, López y Moliné o bien hacerla extensiva al resto de los jueces que no la han solicitado.

Si no hubiera variantes, Augusto Belluscio, Antonio Boggiano y Gustavo Bossert deberán hacer llegar sus respuestas el 25, o bien hacerlo personalmente en las audiencias previstas para las 9, 14 y 18, respectivamente.

Para el día siguiente, está convocado Carlos Fayt, así como lo estaban López y Moliné, en tanto que para el 27 la agenda, ya sin Nazareno en primer lugar, prevé a Enrique Petracchi y Adolfo Vázquez.

Con o sin más prorroga, los plazos son mayores que los fijados para casos precedentes. Y esto es exhibido en la comisión como un extremo celo para respetar el debido proceso.

Precisamente ésa fue una de las críticas que padeció el peronismo cuando en 1946 llevó adelante el proceso acusatorio contra la casi totalidad de miembros de la Corte de Justicia, que al año siguiente fue defenestrada por el Senado.

Prolongar la espera de las respuestas de los jueces acerca de las ocho razones por las cuales la comisión atendió admisible el juicio político, comenzando por los contradictorios fallos del tribunal sobre el corralito, también demora un debate a fondo en el bloque del PJ.

Un debate en el que los menemistas, que son pocos, siguen en soledad.

Título y bajada: Juicio político: más días para el descargo de los jueces/ La comisión de Diputados concedió tres días hábiles más a lo que ya estaba establecido. Algunos miembros de la Corte habían pedido diez

Fuente: Clarín, 19/3/ 02