Logo

LOS LEGISLADORES VENCEN AL PEN

Un trabajo de especialistas demostró que en el período parlamentario de 2007, el 58 por ciento de las leyes provino de los propios legisladores, porcentaje muy superior al de países europeos.

Por Armando Vidal

¿Escribanía? Según un informe de la prestigiosa Dirección de Información Parlamentaria del Congreso de la Nación, en el anterior período parlamentario (que acaba de finalizar en febrero) de las 136 leyes sancionadas, sólo 59 fueron remitidas desde el Poder Ejecutivo, mientras que 45 surgieron de los diputados y otras 32 de los senadores.

No hay discriminación de autores, pero se deduce que la mayoría proviene de legisladores oficialistas.

Con otros datos también suministrados por Información Parlamentaria y referencias del libro Los poderes de los jefes de gobierno, de Gianfranco Pasquino, un estudio realizado por el oficialismo amplió esa mirada.

Lo hizo para cotejar el papel del Congreso con relación al de otros países y de ese modo neutralizar críticas por su obediencia ciega al Poder Ejecutivo.

Así, desde 2003, las leyes sancionadas por el Parlamento argentino y originadas por sus miembros fue del 58%, en tanto que a la Casa Rosada le correspondió por sus proyectos remitidos y aprobados la diferencia, o sea el 42%.

Mirada siempre en porcentajes, esa relación para el mismo período en España fue de 8% contra 92% del Gobierno español; en Francia, de 19% contra 81%; en Gran Bretaña, de 6% contra 94%; en Irlanda, de 2% contra 98%; en Israel, de 40% contra 51%; en Italia, de 25% contra 75%; en Portugal, de 53% contra 45%; y en Suecia; de 4% contra 96%.

Ergo: el Congreso argentino es un gran hacedor de normas presentadas por sus 257 diputados y 72 senadores.

Actualmente, hay en curso decenas de leyes en trámite que también impulsan los legisladores y que fueron aprobadas por una de las dos Cámaras.

En el Senado, están pendientes el llamado paquete laboral del diputado kirchnerista Héctor Recalde; el proyecto que regula la actividad de las agencias de seguridad privadas de los diputados Alberto Balestrini (antes de pasar a ser vicegobernador bonaerense) y Luis Cigogna; el que dispone la necesidad de la evaluación del impacto ambiental en caso de obras, de la diputada Mabel Müller; el que modifica la ley de divorcio de la diputada de la Coalición Cívica Marcela Rodríguez; el que impone la identificación de la ropa de acuerdo con las normas IRAM de la diputada peronista recientemente fallecida Isabel Artola; además de los proyectos de expropiación de la confitería El Molino y del mural del mexicano David Alfaro Sequeiros, que empuja el diputado kirchnerista Jorge Coscia.

Todas son parte del largo muestrario.

También Diputados tiene en bandeja una gran pila de expedientes aprobados por el Senado y que están pendientes de su sanción.

Por ejemplo, el proyecto de un conjunto de senadoras contra los trastornos alimenticios (obesidad, anorexia y bulimia); otro sobre la creación de la Agencia Nacional de Tránsito y Seguridad Vial (tema que forma parte de la agenda de esta semana), del senador kirchnerista Fabián Ríos; la creación de la Universidad Nacional de Avellaneda, que alienta el senador José Pampuro; el que establece el derecho del paciente, cuyo autor es el senador kirchnerista Marcelo Guinle; y el Programa Nacional de Mediación Escolar, de la ex senadora kirchnerista Graciela Bar, así como el proyecto de la senadora Liliana Fellner en favor de la realización de campañas de difusión con motivo de los feriados alusivos a hechos históricos o próceres.

¿Escribanía?

Escribanía para todo, no. Sólo del oficialismo para responder a lo que quiere la Casa Rosada, especialmente cuando acelera el trámite y ahoga las posibilidades de un análisis mejor.

Volanta y título: El 42% de las normas aprobadas proviene del Ejecutivo/ La mayoría de las leyes aún sale del puño de los legisladores

Fuente: Clarín, 10/3/08.

Template Design © Joomla Templates | GavickPro. All rights reserved.