A+ A A-

FLORENTINA AHORA ES DE TODOS

La ex diputada radical Florentina Gómez Miranda falleció el 1º de agosto de 2011, a los 99 años. Memorables fueron algunos de sus discursos como el que pronunció el día de la sanción de la ley de divorcio en la Cámara joven, en agosto de 1986. Tan grande fue el grado de atención de sus pares que el presidente del cuerpo, su correligionario Juan Carlos Pugliese, no pudo contenerse cuando ella enfatizaba respecto de la sujeción del apellido de la mujer al de su esposo “…yo soy Florentina Gómez Miranda y no soy de nadie”, tras lo cual el ocurrente tandileño abrió su micrófono y le susurró desde el estrado: “y yo que creía que eras mía”.  Aquí, un reportaje de un especialista, después frases complementarias de la reporteada y al final una nota de una colega ucerreista cuando la descubrió y conoció. El viejo cronista que escribe estas líneas de presentación de ambas notas vio a Florentina por última vez en 2010, en una ceremonia de  periodistas. Estaba atenta, firme y cálida como siempre.  No fue de nadie; ahora es de todos.

Por Marcelo Helfgot

Soy tan radical como feminista, las dos cosas van de la mano", se define Florentina. Ese nombre, a secas, es suficiente para que todo el mundillo político identifique a la luchadora de décadas por las causas de la igualdad y la democracia. La dama filosa y frontal que ayer cumplió sus primeros 98 y que celebró por partida doble: anoche en el salón de las tertulias partidarias, Lalín, y hoy con los militantes de un comité vecino en el barrio de Monserrat. "Para los cien, que preparen el Luna Park", avisa.

Con 63 años de afiliada a la UCR y ocho de diputada nacional (1983-1991), esta maestra y abogada dejó su marca en dos leyes que depositaron a la Argentina en la modernidad: el divorcio vincular y la patria potestad compartida.

Esmirriada, lúcida, pasa de la nostalgia al futuro con asombrosa facilidad.

-  ¿Cómo pudo abrirse paso en un ambiente de hombres y en un partido machista?

- Absolutamente machista. Es que es más fuerte la fe radical que el machismo de sus habitantes.

- ¿Nunca flaqueó esa fe con tantas crisis partidarias?

- La raíz está en un lado y crece. Los que se fueron han fracasado. (Oscar) Alende, que era muy bueno. (Arturo) Frondizi no resistió como partido.

- ¿Ni siquiera dudó cuando Eva Perón le dio el voto a la mujer?

Al contrario. La única que tuvo el poder fue la que consiguió el voto. A Eva le admito todo porque nos abrió el camino.

- ¿Evita es lo más rescatable del peronismo?

- Es lo único rescatable.

- ¿Y qué piensa de los que se fueron y quieren volver al radicalismo?

- Tengo los brazos abiertos.

- Usted que semblanteó a tantos: ¿Ve sincero el regreso de Cobos?

- Nunca hablé con Cobos. Me gusta conocer por mí, no por los demás. Pero que vaya a internas y se verá si es nuestro presidente. O será otro. Pero en internas. Podemos tener muchos palos, pero un solo trapo. El radical.

- ¿Usted que fue amiga de Alfonsín le pone fichas al hijo?

- Va bien, pero no creo que sea la oportunidad de Ricardo. Con toda seguridad, el padre diría lo mismo. Una cosa es ser famoso y otra cosa es estar preparado.

- Están Morales, Sanz...

- Todos tienen condiciones. Sanz más que Morales. Pero lo que importan son los ministros. De ellos depende un presidente.

- ¿Le costó convencer a Alfonsín para que apoye la ley de divorcio?

- Yo sabía que el Gobierno no la iba a impulsar ni a oponerse. No me costó porque a pesar de todo los hombres tienen cerebro. Y él era muy inteligente para llevar las cosas sin llegar al conflicto. El verdadero problema era la Iglesia.

- ¿Se acuerda de la frase "Has recorrido un largo camino muchacha"? ¿Cuánto recorrió desde que usted lucha por la igualdad?

- Va a faltar siempre. De qué igualdad me hablan. No, no, no. La igualdad con el hombre es nada más que en derechos y obligaciones. Gracias a Dios somos diferentes. Por eso a las mujeres que quieren ser masculinas les digo: 'No sean zonzas'. Hay que ser más mujer, con las virtudes que tenemos por naturaleza. Lo que pasa es que los hombres se quieren feminizar y las mujeres se quieren masculinizar. No se qué equivocación tienen.

- ¿Cual fue su mejor momento?

- No hablemos de mi pasado, hablemos de mi futuro.

- ¿Qué proyectos tiene?

- Seguir en la lucha por la igualdad de derechos. Pero no me vengan que si hay tres ministros y tres ministras es bueno. Si las mujeres no valen de qué sirve.

- ¿Ver otro presidente radical está entre sus objetivo?

- Es claro. Ahora no sé si acertarán con el que yo pueda pensar. Pero no me voy a ir del partido.

- ¿Qué siente cuando Cristina Kirchner insiste en que le llueven críticas por ser mujer?

- Cristina dice que la critican por ser mujer a falta de argumentos. Porque no tiene cómo defender su gobierno.

- ¿Ella expresa la pelea por los derechos de la mujer?

- De ninguna manera. Me parece bien que si es Presidenta cuide su imagen. Pero no hace falta llevar diez trajes cuando se viaja al exterior. Es igual a su marido. No creo que nadie domine al otro.


 

Sin pelos en la lengua

º "A los hombres les digo que no se preocupen: cuando llegue el día les vamos a respetar el cupo".

º "Muchas mujeres llegaron por ser esposas, hermanas, cuñadas. Así no era la idea del cupo".

º "El otro día organizábamos el Día de la Mujer en el partido y pregunté: '¿Porqué no hay ninguna de 20?'. No importa, les dije, sigan cumpliendo que cuando lleguen a los 90 van tener homenajes todos los días".

º  "A los locales del socialismo no voy si no tienen un retrato de Alicia Moreau de Justo. La única vez que la dejaron entrar al Congreso fue en el cajón. Yo voy cuando quiero. A mí no me hacen entrar en el cajón. Que me vayan buscando otro lugar".

º  "De chica era flaca, negra y narigona. Tuve complejo de fea hasta que me di cuenta de que tenía algo distinto en la cabeza".

º  "Cuando me recibí de maestra mi mamá me llevó a la Casa Rosada a ver a Yrigoyen. Esperé en una sala llena de gente que le llamaban 'la amansadora'. Me recibió y me preguntó si sabía cocinar, si sabía planchar y si sabía enseñar. A todo le dije que sí. Y me dio el puesto".

º "Me despidieron de la escuela por no llevar el luto por Evita. Pero le dije al director, 'voy a volver'. Vino la Libertadora y volví".


Cintilllo, volanta, título y bajada: Charlas de verano/ Entrevista Florentina Gómez Miranda/ "Cristina dice que la critican por ser mujer a falta de argumentos"/ Activa a los 98, que celebró ayer, dijo que le abre los brazos a Cobos, pero que tiene que ir a internas.

Fuente: Clarín,  15/2/10.


 

Por Marita Schmit (*)

Este perfil de Florentina lo escribí en marzo del 2009, decidí publicarlo ahora, ya que desde ayer (NdE: 12/10/11), sus cenizas fueron colocadas en el Panteón de los Caídos en la Revolución del Parque (NdE: Cementerio de La Recoleta), donde descansan Hipólito Yrigoyen y Leandro N. Alem, entre otros referentes de la historia de la Unión Cívica Radical.

María Florentina Gómez Miranda, se convirtió, por iniciativa del Instutito Nacional Yrigoyeneano, en la primera mujer que descansa junto a los próceres del radicalismo. Figura frágil, andar ligero, mirada profunda, movimientos enérgicos, amable.

Esa mujer me inspiraba interés. A decir verdad, no conocía nada de su vida, su lucha sus ideales. Fue en 1983, pregunté por esa señora, que al tenerla cerca se hacía más grande. Al oír su voz, mi interés fue mayor.

Sus palabras transmitían autoridad, respeto, donde sea que estuviese. Tal vez –me dije-, la clave es esa, “la respetan”.

El ámbito donde se movía como en su propia casa, era la Cámara de Diputados de la Nación, y quienes callaban al oírla, legisladores, de cualquier signo o color político.

La observé durante bastante tiempo.

Impresionada tal vez por ver y conocer los mecanismos parlamentarios, no se me escapó que siempre lucía impecable, con la indumentaria precisa, adecuada, maquillada. “Qué ser especial”, pensé.

Aquella señora que tanto me interesó, era, nada más y nada menos, que María Florentina Gómez Miranda.

Docente por vocación. Abogada por elección, política por pasión, con estas palabras se definió.

Cierto día, buscando información acerca de los trabajos en comisiones –el paquete de proyectos del Poder Ejecutivo Nacional había ingresado al Legislativo y los argentinos estrenábamos democracia, un antiguo periodista parlamentario comentó a otros colegas: “hay que hablar con Florentina, pero ya saben cuando se reúne la comisión, nadie puede interrumpirla”.

Pienso que escribir acerca de esta joven señora, resulta, a esta altura, casi un examen. A esta señora, cuya pasión es la política, se le recordará seguramente, por haber logrado para las mujeres argentinas, “una mejor posición en la sociedad”.

Mi militancia en la Unión Cívica Radical, afirmó no una, varias veces, “es mi pasión”.

¿Puede uno dudar de sus palabras?, si toda su vida política y laboral tuvo lugar en un plano de igualdad y absoluta coherencia.

Nació un 14 de febrero, del signo de Acuario, lo que se traduce en términos reales, como una mujer soñadora, que tiene autoridad, que ejerce una seducción poco usual. Femenina, coqueta, esta bonaerense, oriunda de Olavaria, sentenció “prefiero un estadista a un líder.

“El estadista deja alumnos, el líder no”, –explicó.

Florentina se inició en la vida política argentina en 1945.

Desde entonces su lucha estuvo orientada a darle a las mujeres, una verdadera inserción en la sociedad, en la vida laboral, en la familia. El lugar que le corresponde.

Según sus propias palabras, la carrera que “más le sirvió en la vida” fue la de maestra. “No hay nadie que se parezca más a un político que un maestro”.  El maestro, dice, “se para enfrente de la clase, y expone”.

El político también. “Las armas del maestro son la palabra, el libro y la pluma”. Y “ el político tiene las mismas armas”.

Cuando el político quiere conquistar votos, debe conquistar gente, y el maestro tiene que conquistar a los alumnos.

El maestro tiene que ser un ejemplo y el político también.

Nunca tan vigente como ahora la definición.

En el año 1929 la joven Florentina se recibió de maestra, y en el 1944 de abogada.

 “Lo que defiendo ahora es lo mismo que defendía a los 18 años, con la misma pasión”, dicer.

Y con respecto a los hombres públicos, dice por lo bajo,“actualmente me admiten mucho más, debe ser por mi edad”.

"Mi partido (por la UCR) y todos los demás son machistas. ¡“Qué notable! -ironiza-, los mismos hombres que nos han gobernado son responsables de todo el desastre, y son los mismos que lo quieren resolver. Creen  que las mujeres de política no sabemos nada, pero de lo que no sabemos es de “ésta política”.

Otra vez sus palabras cobran vigencia.

Autora de la ley de  patria potestad compartida, cuando se sancionó en el año 1985 , dijo “hombres y mujeres obtuvieron los mismos derechos dentro del matrimonio. Ya no hay más jefes de hogar, hay dos autoridades, el jefe manda, y la autoridad educa”.

Un ejemplo de mujer aquella señora de la que nada sabía.

Su imagen trasciende fronteras, y, si se me permite, más que conmemorar el Día Internacional de la Mujer, levantemos las banderas de María Florentina Gómez Miranda y celebremos el Dia Nacional de la Mujer Argentina.

(*) Periodista

Fuente: http://antorcharadical.blogspot.com.ar/