Logo

BARRACAS AL NORTE Y AL SUR

Barracas al Norte, Barracas al Sur, hoy Barracas y Avellaneda, un mismo pueblo, una misma historia sin orillas de la cual se extirpó la memoria de los pueblos originarios,  todo a partir de la derrota de Rosas en Caseros, en 1852,  cuando comenzaba a escribirse un relato pro civilización, no barbarie.

 Por Lucas Yañez (*)

El 30 de noviembre pasado, los compañeros de la Junta de Estudios Históricos de Avellaneda realizaron una muy interesante actividad con motivo de haber cumplido 50 años. Cuando recibimos la invitación, nuestra primera reacción fue de curiosidad por la coincidencia en nuestros aniversarios.

 Saben ustedes que este mismo año nuestra Junta de Estudios Históricos de Barracas también cumplió su primer medio siglo de vida. Es decir que en 1968, casi al mismo tiempo, a ambas orillas del Riachuelo, hubieron vecinos que tuvieron la misma idea de rastrear en la historia local algunas pistas para buscar respuestas a los problemas que nos plantea la sociedad actual.

Sin embargo, si nos ponemos a pensar acerca de la coincidencia, ésta nos resultará menos sorprendente si recordamos que tenemos un extenso pasado en común en el que todos éramos parte de ese gran territorio conocido como "Barracas".

Y ya que estamos en tren de pensar y como nos gusta ese aspecto de la historia que actúa como disparador de ideas que nos ayudan a reflexionar sobre nuestra realidad actual tomando como punto de partida nuestro pasado, es que recordamos que este año, además de los 50 años de las Juntas, se cumplieron 165 de la creación del Partido de Barracas al Norte, ocurrido el 30 de agosto de 1853.

Es en este punto en el que queremos detener nuestra mirada e intentar relacionar todas estas líneas de pensamiento preguntándonos por el por qué de determinadas decisiones.

¿Por qué se eligió el 30 de agosto como el día de Barracas?

Según la Legislatura porteña, porque "La fecha conmemora el momento histórico en que fue creado el Juzgado de Paz de Barracas al Norte, siendo nombrado como Juez de Paz el Dr. Juan Milberg".

Podríamos seguir preguntándonos: ¿Por qué se eligió una fecha que nos recorta, al menos, 300 años de nuestra historia como territorio?

Sin contar con la historia de nuestros pueblos originarios que poblaron estas tierras, no pocos investigadores señalan que ya en el momento en que Pedro de Mendoza fundó el "Puerto de Nuestra Señora Santa María del Buen Ayre", este territorio "la zona donde hoy se levanta Barracas (era la) zona en la que incursionan los indios que, pasado el primer tiempo de contacto amistoso, luego de combatir a los conquistadores, se internaban en los pajonales y bañados del Riachuelo, en los parajes llamados más tarde Barracas, donde se hacía harto difícil perseguirlos" (Puccia, E. H., Barracas 1536/1936: su historia y sus tradiciones, Bs. As., Asoc. Fraga, 2010, pág. 23),

Para Enrique H. Puccia y otros autores, queda claro que este lugar fue escenario de la historia de lo que hoy conocemos como la Argentina, desde la conquista hasta nuestros días, de manera ininterrumpida.

Que se diga entonces que Barracas cumple 165 años es pretender hacernos creer que nuestra historia se inicia en 1853.

* El mensaje de Caseros 

 ¿Y por qué esa fecha? Porque el 30 de agosto de 1853 hacía un año y medio que la batalla de Caseros había dado por tierra con la experiencia rosista y, para los vencedores, era necesario que todo vestigio del pasado federal fuera sepultado hasta quedar en el olvido.

La civilización que nos propone la dicotomía sarmientina debe levantarse sobre las ruinas del pasado considerado como bárbaro.

Hay otro aspecto que queremos poner en cuestión respecto a la elección del 30 de agosto como el "Día de Barracas" y es que lo que ocurrió ese día fue un paso más hacia la separación definitiva de lo que alguna vez fue el gran territorio de Barracas.

En abril de 1852, se había creado el Partido de Barracas al Sud, con su Juzgado de Paz y demás autoridades. Un año más tarde, la creación del Juzgado de Paz de Barracas al Norte profundizaba la división política, administrativa y jurídica de un territorio que supo ser una unidad extensa.

¿Era necesario partir el territorio de Barracas para hacerlo más gobernable a las autoridades surgidas después de Caseros? ¿Era el territorio de Barracas potencialmente hostil a esas nuevas autoridades? ¿Se pretendía dar una señal al resto de los territorios bonaerenses de lo que se avecinaba?

La relación, construida a fuerza de trabajo y proyectos compartidos, entre la Junta de Estudios Históricos de Avellaneda, la Junta Estudios Históricos de Barracas al Sud, la Asociación de Historia Oral de Avellaneda y nuestra Junta de Estudios Históricos de Barracas, nos ha permitido descubrir que tenemos muchas más cosas en común, que diferencias.

Si rascamos un poquito nomás en nuestra situación actual, encontramos vivas las raíces de nuestro pasado en común. Y no nos extraña, ya que tenemos más tiempo recorrido juntos, como una unidad territorial, que separados.

Descubrimos, también, que el Riachuelo, lejos de ser un límite geográfico, entre la Ciudad y la Provincia, es un factor de unidad que se encarga de lavar con sus aguas cualquier intento por separarnos.

 "Barracas al Norte y al Sud, unidas en la historia y en el futuro", además de ser el título de la primera actividad que realizamos entre las Juntas, en el año 2017, es una aspiración que nos proponemos construir día a día, con nuevos proyectos.

(*) Lucas Yañez es presidente de la Junta de Estudios Históricos de Barracas, que condujera desde su creación hasta su muerte, en 1995, el reconocido historiador Enrique H. Puccia. Sucedió en el cargo a Graciela Puccia, hija de don Enrique. Profesor de Historia, Yañez es docente en el Instituto Dr. Alfredo Palacios, de la Sociedad Luz, donde se destacara en sus estudios.

Título: Acerca del 13 de diciembre

Template Design © Joomla Templates | GavickPro. All rights reserved.