A+ A A-

TRAS EL ESCÁNDALO, APOYAN A PERIODISTAS

Entre las reacciones de apoyo a los periodistas,  que se registraron en medio de la conmoción, se publican aquí las del gremio (Utba) y la del Círculo de Periodistas de la Casa Rosada. Un modo de no dejarlos solos.

Unión de Trabajadores de Prensa de Buenos Aires

Buenos Aires, 30 de marzo de 1992

Comisión Directiva del Círculo de Periodistas Parlamentarios

Por la presente queremos enviarles a Uds. y a través del Círculo a los compañeros Armando Vidal, Ernesto Muro y otros colegas que participaron del reciente episodio con el falso diputado nuestra congratulación por este ejemplo de compromiso con la profesión y con la ética de la vida republicana,

sobre la cual cada vez más los periodistas debemos ejercer nuestro derecho de control serio y responsable para que se cumpla con el derecho a la información.

Los lamentables sucesos que involucraron al señor Juan Kenan con la complicidad de legisladores hicieron ver, una vez más, que el rol del periodista se ha convertido en un eje clave, ya no sólo para difundir informaciones que son derecho del pueblo conocer sino también para observar celosamente lo que otras instituciones devaluadas han dejado de cuidar.

Fraternalmente,

Néstor Restivo, secretario de Derechos Humanos; Juan Carlos Camaño, secretario general.


Círculo de Periodistas de la Casa de Gobierno

Buenos Aires, 10 de abril de 1992

El Círculo de Periodistas de la Casa de Gobierno, con el consenso de todos sus integrantes de la Sala, se siente en la obligación de expresar públicamente su satisfacción y reconocimiento hacia sus colegas del Congreso de la Nación.

Dichos colegas con profesionalidad, independencia y servicio, supieron llevar al esclarecimiento público el repudiable hecho de la presencia en una banca de diputado de una persona ajena al cuerpo con el evidente propósito de tergiversar un pronunciamiento legislativo.

La destacada actitud periodística no hace más que ratificar la importancia del cronista acreditado, que debe ser testigo permanente e insobornable de los acontecimientos de interés público, imposibles de desentrañar por acción u omisión por parte de los protagonistas o de los asistentes circunstanciales.

La vigilia, el esfuerzo, el profesionalismo y la independencia son las características de los cronistas acreditados, tan categóricamente puestas de manifieswto por nuestros colegas parlamentarios: Armando Vidal, Diego Mandelman, Anahí Abeledo y Ernesto Muro, a quienes ofrecemos nuestra solidaridad y reconocimiento por actuar interpretando genuinamente el ejercicio profesional.

Vaya pues para todos los anónimos cronistas acreditados nuestra adhesión profesional, sabedores que cada uno en su puesto, a pesar de las suspicacias que generan la vecindad con el Gobierno o la relación con los factores de poder, saben cumplir con el mandato profesional de informar objetiva y cabalmente, respondiendo al único interés de la opinión pública.

Enrique Bugatti, presidente; Roberto Di Sandro, secretario; Fernando Félix Gonzalves Borrega, secretario