A+ A A-

DEL MOLINO, POR UNANIMIDAD

Crónica del día en que se votó en Diputados la expropiación de la Confitería Del Molino, fundamentada en el recinto con un video del autor del proyecto, el cineasta K Jorge Coscia. Primer registro que en el trámite de una ley hablaron las imágenes que, ya se sabe, dicen más que mil palabras. El resultado fue por unanimidad y con aplausos incluidos.

Armando Vidal

Diputados aprobó y remitió al Senado la expropiación de la histórica Confitería del Molino, parte estelar del tradicional edificio ubicado en la esquina de Rivadavia y Callao. El proyecto es del kirchnerista Jorge Coscia, quien en lugar de fundamentarlo de un modo convencional apeló a su condición de cineasta y presentó un video seguido por el plenario de los diputados desde las pantallas que ilustran las votaciones, con aplausos  al final de todas las bancadas. La confitería está cerrada desde el 14 de enero de 1997, año en que el edificio fue declarado patrimonio nacional. La ley autoriza al Poder Ejecutivo a adquirir el inmueble.

Y a un precio que no exceda lo dictaminado por el Tribunal de Tasaciones de la Nación. Encomienda al jefe de Gabinete que disponga las partidas, incluso para las obras de restauración.

También crea una comisión nacional de desarrollo cultural dependiente del Poder Legislativo para promover la memoria, las artes, el pensamiento y la cultura en identificación con los valores democráticos y federales.

Actos culturales, artísticos, y exposiciones son parte de los cometidos previstos, que definirá la comisión, integrada por cuatro diputados, cuatro senadores y un miembro elegido por la Secretaria de Cultura de la Nación.

La comisión contará con un presupuesto integrado con recursos del presupuesto nacional y los ingresos por la explotación comercial de la confitería.

En los fundamentos se destaca que en 1821 el italiano Constantino Rossi abrió la Confitería del Centro en la esquina de las calles de las Torres y Somavilla. Y que en 1850, en Federación y Garantías (hoy Rivadavia y Rodríguez Peña), la Confitería del Centro tomó el nombre con que se hizo conocida. Ese nombre estaba inspirado en el primer molino harinero de la ciudad. Su actual ubicación, que data de 1905, deviene de la construcción de la Plaza del Congreso.

El edificio es una obra del arquitecto Francisco Gianotti, inspirador de la marquesina, vitraux, torre con mirador y una réplica de un juego de aspas del molino. Como recordó ayer Coscia, Alfredo Palacios, Marcelo T. De Alvear, Agustín P. Justo y Juan Domingo Perón fueron algunos de sus habituales presencias.

También evocó que figuras como Pedro López Lagar, Pepe Arias, Enrique Santos Discépolo, Homero Manzi, Aníbal Troilo, Tita Merello y Olinda Bozán llevaron el tango entre sus mesas.

Pocas veces como ayer hubo clima de tanta alegría en Diputados. Lo demostró el resultado: 172 contra 0.

Volanta, título y bajada: Ahora debe aprobarlo el Senado/Diputados le dio media sanción a la expropiación de la Confitería del Molino/ El histórico edificio será comprado por el Estado para restaurarlo como espacio cultural.

Fuente: Clarín, 30/11/06