A+ A A-

INTENTOS FRUSTRADOS

Después de la estruendossa  sanción en Diputados y antes de la todavía más trascendente decisión en el Senado, los legisladores oficialistas se avinieron a lograr acuerdos con sus pares peronistas, incluso con el abrigo indirecto del vicepresidente de la Nación, Víctor Martínez. Hubiera sido un salto superador. Pero la decisión en la Casa Rosada ya estaba tomada.

La esperanza de varios legisladores radicales y peronistas de compatibilizar en torno de la ley gremial criterios con el Poder Ejecutivos estaba también acompañada por invocaciones a favor del bipartidismo de encumbrados hombres del Gobierno, entre ellos el vicepresidente de la Nación Víctor Martínez.

Estos reclamos, en lo general, pasaban por la necesidad de concertar medidas de fondo y no operar meramente sobre la coyuntura.

Pero los radicales que orientaban sus esfuerzos en ese sentido no habían logrado persuadir a los altos mandos de la Casa Rosada sino más bien lo contrario.

Título:  Sigue la negociación en el Congreso/ Se busca un acuerdo (Síntesis del artículo de Armando Vidal).

Fuente: Clarín, 23/1/84.