A+ A A-

LOS CORTESANOS QUIEREN MÁS DÍAS

Jueces de la Corte Suprema de Justicia pidieron la extensión de plazos para formular sus respectivas defensas en el juicio político que el duhaldismo quiere abrir contra todos ellos y la comisión de Diputados lo concedió. No quieren repetir el error del procedimiento en 1946.

Por Armando Vidal

 "Lo cortés no quita lo valiente" sugirió como al pasar el presidente de la Comisión de Juicio Político de la Cámara de Diputados, el peronista santacruceño Sergio Acevedo. Aludía a la decisión que tras un compás de espera y consultas con miembros de la comisión tomó respecto de la presentación de tres de los nueve ministros de la Corte Suprema de Justicia que pidieron mayor plazo para formular sus descargos.

De este modo, en lugar de una negativa de plano, que fue lo que en un primer momento se evaluó como posibilidad, se optó por plasmar un gesto de pura amabilidad.

Son sus beneficiarios el presidente de la Corte, Julio Nazareno, y sus pares Eduardo Moliné O''Connor y Guillermo López.

Ahora, en lugar de contestar por nota o de cuerpo presente el próximo martes 26, en el caso de López y Moliné, y al día siguiente en el caso de Nazareno, podrán hacerlo todos el miércoles 3 de abril.

A través del abogado Gregorio Badeni, defensor de los tres, habían requerido diez días hábiles para responder los cargos, lo que hubiera estirado el plazo hasta casi mediados del próximo mes.

En términos redondos, consiguieron ocho días seguidos, incluyendo el jueves 28 y viernes 29 de Semana Santa y el martes 2 de abril que, en el calendario editado por la Cámara de Diputados, también aparece en rojo.

¿Cortesía o debilidad?

En la cúpula del bloque justicialista, que preside el cordobés Humberto Roggero, y los justicialistas de la comisión, rechazan cualquier otra interpretación que no sea aquella enmarcada en las buenas formas.

Además, la decisión se tomó una vez que por vías parlamentarias se conoció que en la Casa de Gobierno se ve el proceso a la Corte Suprema como "serio".

Eso fue tomado por los diputados como una señal de aliento cuando todavía se mantiene el eco del abucheo al ministro de Justicia Jorge Vanossi el domingo pasado en el acto de recordación del atentado a la Embajada de Israel.

La morosididad en la investigación de esa causa, que por obligación constitucional recae en la Corte, es una de las razones por las que se pidió el juicio político contra todos los integrantes del alto tribunal.

Vanossi mismo es un reconocido crítico de la Corte, aunque no en sus actuales funciones sino en la profundidad de su pensamiento y acción desarrollada en sus años como prominente diputado radical.

Acevedo, que no llama ni recibe llamados de la Casa Rosada, según sus allegados, estuvo ayer en cambio con el titular de la Cámara, el bonaerense Eduardo Camaño, quien por sus funciones y relaciones mantiene abiertos esos contactos.

Ahora, la comisión podría limitarse a esa concesión formulada para Nazareno, López y Moliné o bien hacerla extensiva al resto de los jueces que no la han solicitado.

Si no hubiera variantes, Augusto Belluscio, Antonio Boggiano y Gustavo Bossert deberán hacer llegar sus respuestas el 25, o bien hacerlo personalmente en las audiencias previstas para las 9, 14 y 18, respectivamente.

Para el día siguiente, está convocado Carlos Fayt, así como lo estaban López y Moliné, en tanto que para el 27 la agenda, ya sin Nazareno en primer lugar, prevé a Enrique Petracchi y Adolfo Vázquez.

Con o sin más prorroga, los plazos son mayores que los fijados para casos precedentes. Y esto es exhibido en la comisión como un extremo celo para respetar el debido proceso.

Precisamente ésa fue una de las críticas que padeció el peronismo cuando en 1946 llevó adelante el proceso acusatorio contra la casi totalidad de miembros de la Corte de Justicia, que al año siguiente fue defenestrada por el Senado.

Prolongar la espera de las respuestas de los jueces acerca de las ocho razones por las cuales la comisión atendió admisible el juicio político, comenzando por los contradictorios fallos del tribunal sobre el corralito, también demora un debate a fondo en el bloque del PJ.

Un debate en el que los menemistas, que son pocos, siguen en soledad.

Título y bajada: Juicio político: más días para el descargo de los jueces/ La comisión de Diputados concedió tres días hábiles más a lo que ya estaba establecido. Algunos miembros de la Corte habían pedido diez

Fuente: Clarín, 19/3/ 02