A+ A A-

CAE EL TELÓN PARA PATTI

Sin abstenciones, por más de cien votos de diferencia y con la misma posición de kircheristas, aristas, socialistas y ex aliados duhaldistas, más una parte del bloque radical, el 23 de mayo de 2006 fue rechazado el ingreso de Luis Abelardo Patti por falta de “ idoneidad moral”, principio inmanente de la reforma de la Constitución de 1994 que incorporó con jerarquía mayor a las leyes los tratados sobre derechos humanos, entre ellos la convención contra la tortura y otros tratos o penas crueles.

Por Armando Vidal

La Cámara de Diputados rechazó ayer el ingreso por falta de "idoneidad moral" del ex subcomisario Luis Patti tras un debate de ocho horas que fue el mayor que generó en torno de la relación de los derechos humanos con la política y las instituciones de la República.

El resultado fue de 164 contra 62. No hubo abstenciones.

Votaron por el rechazo los kirchneristas, los aristas, los ex duhaldistas cercanos al Gobierno (Peronismo Federal), los socialistas y una docena de radicales.Votaron por la admisión de Patti el bloque radical, el interbloque Propuesta Federal (macristas, murphistas y provinciales) y el opositor bloque Justicialista Nacional (ex duhaldistas, menemistas y saaístas).

Anoche, mientras se decidía su destino, Patti subió a un escenario en Escobar. Allí le apuntó al presidente Kirchner: "Desprecia el voto", dijo.

Ni galerías irritables, ni palabras subidas de tono, ni la violación reglamentaria de consentir que un diputado lea su discurso empañaron una tenida que superó las expectativas. No juró su sucesor, Dante Camaño, porque el bloque kirchnerista no quiso.

La sesión podría ser ubicada en la saga iniciada con la anulación de la ley de autoamnistía, la que quince años más tarde derogó las leyes de punto final y obediencia debida y que un lustro después las anuló en todos sus efectos.

La sesión trascendió la de abril del 2000 -único precedente-, que cerró la puerta al ex dictador tucumano Antonio Bussi, porque en aquella ocasión la respuesta fue más homogénea y en ésta, en cambio, fue dividida.

Entre otros componentes del cuadro pueden incluirse las contradicciones del peronismo y la postura oficial del radicalismo que ayer adoptó el criterio contrario al que aplicó con Bussi. Elisa Carrió, hoy conductora del ARI y que hace seis años, como radical y titular de la comisión de Asuntos Constitucionales, sobresalió en el caso Bussi resaltó la coherencia propia y de la Cámara.

Fue ella quien entonces imprimió con fuerza de doctrina que los responsables de delitos de lesa humanidad no pueden formar parte de un cuerpo comprometido a defender los pactos internacionales sobre derechos humanos incluidos desde 1994 a la Constitución. Ayer añadió, a partir de ejemplos proveniente de la Alemania pos nazi, que alcanza con que una persona esté sospechada de haber cometido esas violaciones.

Fundamentó el dictamen de mayoría de la comisión de Peticiones, Poderes y Reglamento, su presidente, el kirchnerista tucumano Gerónimo Vargas Aignasse, quien dio cuenta de los testimonios prestados en el proceso y documentos complementarios que conformaron un expediente de más de 10 mil fojas. Sintetizó los hechos que se le atribuyen a Patti, comenzando por "el crimen" del ingeniero Osvaldo Cambiaso y Eduardo Pereyra Rossi, que en la tarde del 14 de mayo de 1983 aparecieron acribillados a balazos en un paraje cerca de Zárate luego de haber sido secuestrados por la mañana en el bar "Magnun" de Rosario.

Después, la peronista Graciela Camaño (Peronismo Federal) imputó el secuestro de esos dos militantes montoneros al segundo cuerpo de ejército, del que, dijo, "Patti fue la patota policial".

Los radicales que hablaron y votaron contra el dictamen de la mayoría fueron Pedro Azcoiti -recordó que fue un secuestrado y torturado en dictadura- y Alicia Tate, ambos miembros de la comisión y el titular del bloque Fernando Chironi.

Todos dijeron que no había sentencia judicial que justificase la decisión. Se destacaron intervenciones como la de Norma Morandini (juecista), el kirchnerista Miguel Bonasso y Claudio Lozano. En sentido contrario la de Nora Ginzburg, Jorge Vanossi y Pablo Tonelli, de Pro, así como Marina Cassese (Justicialista Nacional).

Gritos, discursos, votos y telón para Patti. 

Volanta, título y bajada: Fue acusado de violaciones a los derechos humanos durante la dictadura/ Los diputados rechazaron el ingreso de Patti a la Cámara / Lo decidieron anoche tras una larga sesión. El oficialismo, el ARI, algunos radicales y ex duhaldistas impusieron su mayoría. Así el ex policía queda fuera del Congreso. Había obtenido casi 400 mil votos.

Fuente: Clarín, 24/5/06.